Putin rechaza una intervención militar en Ucrania

El presidente de Rusia rompe su silencio por primera vez desde el comienzo de la crisis. Fuente: Alekséi Nikolski / Ria Novosti

El presidente de Rusia rompe su silencio por primera vez desde el comienzo de la crisis. Fuente: Alekséi Nikolski / Ria Novosti

Vladímir Putin ha dado una rueda de prensa en la que ha expuesto la postura de Rusia sobre la situación en Ucrania y desde la que ha enviado un llamamiento a los políticos de Kiev para que tomen medidas con el fin de refrenar a los radicales y restablecer la unidad nacional.

Sobre la situación en Ucrania

Solamente existe una explicación de lo ocurrido: el poder ha sido conquistado por medio de las armas. Nadie discute eso. La pregunta para mí es: ¿con qué fin se ha llevado a cabo?

¿Con qué fin se ha dirigido al país al caos en el que se encuentra ahora? No hay respuesta. Querían demostrar su fuerza y en mi opinión este es un acto estúpido. Con estas acciones han provocado una gran conmoción en el sur y el sureste de Ucrania.  

Les he dicho (a las nuevas autoridades de Ucrania) miles de veces: “¿Por qué dividís de este modo el país?”, “¿Qué estáis haciendo?”.  En general, es necesario aprobar una nueva constitución y convocar un referéndum para que todos los ciudadanos de Ucrania se sientan involucrados en la formación de los principios fundamentales. Peroestonoesasuntonuestro. 

Sobre la posible influencia extranjera sobre la situación en Kiev

Estaba todo muy bien preparado (la toma de poder en Ucrania). Los instructores occidentales hicieron bien su trabajo. Pero si el gobierno fuera realmente fuerte, los nacionalistas no podrían haber organizado los disturbios cuyas consecuencias vemos ahora. A veces pienso que en algún lugar de Estados Unidos hay alguien haciendo experimentos sobre un gran estanque como si las personas fueran ratas, sin comprender realmente las consecuencias de lo que hacen. 

Sobre la posible entrada de las tropas en Ucrania

El uso de la fuerza militar está reservado para casos extremos. Nosotros tenemos un acuerdo con el presidente legítimo de Ucrania, Víktor Yanukóvich, que prevé la ayuda militar para la protección de los ciudadanos de Ucrania. Estamos siendo testigos del desenfreno de neonazis, nacionalistas y antisemitas en muchas partes de Ucrania, incluido Kiev, pero la entrada de las tropas será una mediada extrema.

No lucharemos contra el pueblo ucraniano. Si tomamos la decisión de enviar las tropas, esto únicamente estará dirigido a la protección de los ciudadanos. No pretendemos esclavizar a nadie ni imponer nada, pero no podemos, evidentemente, quedarnos de brazos cruzados viendo cómo comienzan a perseguir (a la población rusohablante), aniquilarlos o abusar de ellos. 

Sobre la situación en Crimea

No ha habido ningún enfrentamiento armado ni ningún tiroteo. Lo único que hemos hecho es reforzar la protección de nuestras instalaciones. No pretendemos interferir en los acontecimientos, pero consideramos que todos los ciudadanos de Ucrania deberían tener los mismos derechos a la hora de participar en la vida del país y de determinar el futuro de este.

Se trata de fuerzas locales de autodefensa (sobre los militares en Crimea). Nosotros no tenemos nada que ver con su preparación.

La cuestión de la adhesión de Crimea al territorio de Rusia no se contempla. Los habitantes de Crimea son libres de manifestar su voluntad y tienen el derecho a determinar su propio futuro. Nadie les ha anulado el derecho como nación a la autodeterminación. En ningún caso provocaremos a nadie ni alentaremos este tipo de sentimientos. 

Sobre Víktor Yanukóvich

No tiene futuro político. Nosotros hemos intervenido en su situación únicamente con intenciones humanitarias. Creo que si se hubiera quedado en Ucrania lo habrían matado. 

Sobre los precios del gas

Gazprom no volverá a los precios antiguos ni tiene intención de renovar las rebajas actuales. Existen un acuerdo para negociarlas trimestralmente. 

Sobre la ayuda financiera a Ucrania

En principio estamos dispuestos a estudiar los pasos necesarios para ofrecerles más crédito, pero nuestros homólogos occidentales nos están pidiendo que no lo hagamos. Nos piden que trabajemos conjuntamente en el marco del FMI para alentar al gobierno de Ucrania a aplicar reformas destinadas a mejorar la economía. El gobierno está estudiando varias opciones.

Hace tres días di la orden al gobierno de que retomara los contactos a nivel gubernamental con sus homólogos en los ministerios y departamentos ucranianos correspondientes para no romper los vínculos económicos y ayudar al país en su trabajo para restablecer la economía. 

Sobre la reacción en el resto del mundo

Nos acusan de emprender acciones ilegales, pero hay que comprender que las acciones de Estados Unidos en Irak o en Libia, donde operaron, o bien sin ningún tipo de sanciones, o bien ignorándolas.

Nuestras acciones cumplen absolutamente todas normas del derecho internacional, ya que nosotros estamos en contacto con el presidente legítimo. Además, estas coinciden con nuestros intereses, ya que de este modo ayudamos a unos ciudadanos que están muy ligados a nosotros histórica y culturalmente.

Sobre las posibles sanciones contra Rusia

Las consecuencias de estas sanciones es algo que deberían tener en cuenta aquellos que se disponen a aplicarlas. Las sanciones supondrán un agravio mutuo, hay que pensar en ello. Nuestros socios han apoyado la toma del poder por medio de las armas y han reconocido la legitimidad de los autores de este golpe de Estado. En nuestra opinión, cualquier amenaza dirigida contra nosotros es contraproducente y dañina.

Sobre un posible boicot a los Juegos Paralímpicos de Sochi

Quien intente hacer fracasar los Juegos Paralímpicos dejará claro que no tiene alma. No existe ningún peligro para la celebración de los Juegos Paralímpicos.

Artículo basado en información aparecida en ruso en RIA Novosti. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.