Las Pussy Riot podrían quedar en libertad antes de tiempo

Fuente: AFP / East News

Fuente: AFP / East News

En Rusia se está preparando un proyecto de amnistía para conmemorar el 20º aniversario de la constitución. Está previsto que disfruten de esta libertad anticipada delincuentes no violentos, mujeres con hijos y presos que hayan cumplido ya la mayoría de la condena. Los expertos señalan que probablemente queden en libertad las componentes de la banda de Pussy Riot.

El pasado miércoles defensores de los derechos humanos se reunieron con el presidente ruso Vladímir Putin para debatir sobre el proyecto de amnistía. El jefe del Consejo de Derechos Humanos (CDH), Mijaíl Fedótov, y el Defensor del Pueblo ruso, Vladímir Lukín, presentaron a sus candidatos para ser liberados. En la conversación el jefe de Estado se expresó  de una manera bastante vaga. “La amnistía podrá aplicarse únicamente a las personas que no hayan cometido delitos de gravedad o acciones violentas contra representantes del poder, ante todo representantes de las fuerzas del orden”, declaró el presidente.

El proyecto de amnistía ha sido elaborado por dos estructuras permanentes en el seno del Consejo presidencial de los derechos humanos: el comité de promoción de la colaboración entre la Comisión de vigilancia pública y de la reforma del sistema penitenciario y la Comisión para la participación de los ciudadanos en la reforma judicial.

El Consejo finalmente aprobó un gran proyecto de amnistía que prevé la puesta en libertad de  condenados por crímenes sin violencia, informa Rossiyskaya Gazeta. El presidente apoyó en gran medida el proyecto elaborado por el Consejo, pero invitó a acabar de retocarlo. “Acabaremos de elaborar este documento con los diputados de la Duma”, anunció Putin tras haber encargado a Lukín y a Fedótov que “se implicaran activamente en este trabajo”.

Mijaíl Fedótov opina que la amnistía presentará un carácter amplio: “Según los cálculos del Consejo podrían acogerse a la amnistía unas 100.000 personas”. Por otra parte, el Defensor del Pueblo ruso Vladímir Lukín dice que podría afectar a una población reclusa de 50.000.

A juzgar por la reacción del jefe de Estado es posible deducir que la amnistía se podrá extender a uno de los implicados en el “caso Bolótnaya”, la manifestaciones antigubernamentales del 6 de mayo de 2012, informa Gazeta.ru. El destino del resto de inculpados de este mismo caso, acusados de provocar a los agentes del orden en una manifestación antigubernamental en Moscú, no está nada claro. Tampoco se puede saber si la amnistía beneficiará a otros implicados en casos mediáticos, como el exmagnate petrolero Mijaíl Jodorkovski o las componentes de la banda Pussy Riot, dado que fueron condenados o están siendo juzgados por delitos sin violencia, aunque se cataloguen como crímenes graves.

No se sabe a quién se refería Putin cuando hablaba de la posibilidad de extender la amnistía a personas “que no hayan cometido crímenes graves”. ¿Aludía a la categoría jurídica de 'crímenes graves' inscrita en el Código Penal o utilizó la palabra 'grave' en un sentido amplio? Sólo se pueden hacer conjeturas al respecto.

Una fuente cercana al presidente informó a Gazeta.ru que las Pussy Riot probablemente sean amnistiadas. Se podrán beneficiar de la medida como madres de niños menores. Las cantantes del grupo punk-rock quedarían en libertad en marzo de 2014.

Mijaíl Fedótov está convencido de que el presidente apoya la idea de amnistía propuesta por los defensores de los derechos humanos. “Las propuestas de los miembros del Consejo parten del principio de que no se trata de crímenes violentos, independientemente de cuál sea su catalogación en el Código penal. Tengo la sensación de que Putin está de acuerdo con nuestra idea en líneas generales”, declaró a Gazeta.ru. “No obstante, todavía es demasiado temprano para anunciar la forma definitiva del proyecto. No quiero que mis pronósticos susciten esperanzas infundadas. Será mejor si la realidad supera nuestras expectativas”, declara el jefe del Consejo.

Vladislav Grib, miembro de la Cámara pública, ha explicado que la amnistía es un procedimiento que no atañe a casos penales concretos sino a categorías de condenados; por tanto, la liberación de estas personas será un procedimiento exclusivamente jurídico, sin intervención política. “Si las Pussy Riot corresponden a los criterios pertinentes, serán puestas en libertad, al igual que el otro 99 % de desconocidos”, declara.

Esta opinión es compartida por Vladímir Osechkin, miembro del consejo para el desarrollo del control público en la Duma rusa. Está convencido de que las jóvenes integrantes del grupo Pussy Riot serán puestas en libertad. “Están dentro de varias categorías susceptibles a ser amnistiadas: es su primera condena, su crimen no es grave, su pena no excede los cinco años de prisión, tienen hijos menores. Desde luego, mientras que la Duma no adopte el proyecto de amnistía es difícil juzgar lo que pasará, pero las probabilidades de su puesta en libertad son muy elevadas”, explicó el defensor de los derechos humanos.

También  explicó que ha propuesto que se supriman todas las sanciones disciplinarias a los prisioneros del proyecto de amnistía. “Esto significa que a los presos los sacarán de las celdas de castigo de las cárceles y les quitarán las sanciones impuestas con anterioridad. Estas sanciones impiden que se examine la liberación anticipada, las visitas de la familia y la recepción de paquetes. Será una medida realmente humanista”, precisó Osechkin.

El defensor de los derechos humanos cree que Mijaíl Jodorkovski y Platón Lébedev podrían beneficiarse de la amnistía con motivo del 20º aniversario de la constitución. “Han cumplido dos tercios de su pena y sería injusto dejarlos entre rejas”, dice.

Dentro de unos días se precisarán las condiciones de la amnistía, dado que el proyecto de ley se presentará en la Duma Estatal.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.