Cambios en el personal económico del Kremlin

Vista del Kremlin de Moscú. Fuente: Lori / Legion Media

Vista del Kremlin de Moscú. Fuente: Lori / Legion Media

El nombramiento de Elvira Nabiúllina al frente del Banco Central de Rusia y el de Alexéi Uliukáev, como ministro de Desarrollo Económico, son los cambios más significativos. Ambos son personas cercanas al presidente Putin y la comunidad empresarial se muestra dividida ante los nuevos cargos.

El pasado 23 de junio, Elvira Nabiúllina asumió oficialmente la dirección del Banco de Rusia, convirtiéndose así en la primera mujer al frente de este cargo. Una vez finalizado el plazo máximo de tres años de ocupación del cargo, el anterior director del Banco Central de Rusia, Serguéi Ignátev, se ha convertido en su consejero oficial.

Pero estos no han sido los únicos cambios de personal llevados a cabo en el Banco Central. El Kremlin ha anunciado hoy el nombramiento del primer vicepresidente del banco, Alexéi Uliukáev, como ministro de Desarrollo Económico y el de su anterior director, Andréi Bieloúsov pasará a ocupar el sillón de Elvira Nabiúllina, es decir, el de consejero de asuntos económicos de Vladímir Putin.

Elvira Nabiúllina. Fuente: Ria Novosti

“Espero que se continúe con el trabajo empezado de asistencia en materia económica; para cualquiera que deja un cargo es importante que se mantenga la línea de las cuestiones iniciadas”, comenta Elvira Naibúllina sobre lo que espera de Beloúsov en una entrevista al periódico Kommersant.

El nombramiento de la Nabiúllina como directora del Banco Central ha tenido una acogida desigual en la sociedad rusa. La cuestión es que está considerada una persona cercana al presidente Vladímir Putin, y tanto la comunidad empresarial rusa como la internacional expresaron su preocupación ante la posibilidad de que mostrara una mayor dependencia de la opinión del presidente que su predecesor Serguéi Ignátev.

Por otra parte, corrían rumores de que, a raíz del cambio de dirección, el Banco Central se centraría en mayor medida en el crecimiento económico, teniendo en cuenta la experiencia anterior de Nabiúllina.

Después de que Putin presentara a principios de año la candidatura de Nabiúllina ante la Duma, se barajaron diferentes posibilidades: una parte de los expertos opinaba que asumiría la política monetaria de Rusia. Los representantes del sector empresarial ruso expresaron su esperanza en que el Banco Central suavizara su política monetaria. El propio Putin insistió precisamente en esto y se presupone que Nabiúllina podría dar un paso en esta dirección.

Esto, por cierto, generó una ola informativa sobre los cambios de personal que se están produciendo en el Banco de Rusia desde la llegada de Elvira Nabiúllina.

El recién nombrado ministro Alexéi Uliukáev, por el contrario, es un fuerte partidario de políticas monetarias más restrictivas. Uliukáev ocupaba el puesto de primer vicepresidente del Banco Central de Rusia desde 2004 y se le consideraba como uno de los candidatos al puesto de director. En los últimos años, había ejercido también el cargo de portavoz principal del Banco Central con funciones reguladoras. Antes de su llegada al Banco de Rusia, Uliukáev ya había tenido experiencia en el gobierno, fue durante cuatro años de viceministro de Hacienda.

El embajador de los EE UU. en Rusia, Michael McFaul ha felicitado a Uliukáev por su nombramiento. “Felicito a mi viejo amigo, Alexéi Uliukáev, por su nombramiento en el puesto de Ministro de Economía”, ha escrito en su cuenta de Twitter.

Cabe señalar que en Rusia, en los últimos años, el sector empresarial y el gobierno han mantenido puntos de vista opuestos sobre la política monetaria. Los partidarios de una política más restrictiva, entre los que se encuentra Uliukáev, consideran que el mantenimiento unos tipos de interés altos contiene la oferta monetaria y facilita la lucha contra la inflación. Sus oponentes, en particular el director del banco Sberbank, Guerman Gref, señalan que los tipos de interés altos limitan el crédito y, a su vez, el crecimiento económico.

Al puesto dejado por Uliukáev, accedió el pasado 24 de junio Xenia Yudáeva, quien lleva un año al mando de la gestión de expertos del presidente, y antes había trabajado cinco años como economista jefe de Sberbank, uno de los principales bancos estatales. La propia Yudáeva es la sherpa, representante del presidente en las reuniones del G20. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.