Se pospone el ingreso de Rusia en la Alianza para el Gobierno Abierto

Fuente: AP

Fuente: AP

Vladímir Putin ha postpuesto el ingreso de Rusia en la Alianza para el Gobierno Abierto programado para 2013 durante la presidencia de Dmitri Medvédev.

La Alianza para el Gobierno Abierto fue fundada en septiembre del año 2011, por ocho países: EE UU, el Reino Unido, Brasil, Noruega, Indonesia, México, Filipinas y Sudáfrica). Posteriormente, otros 47 países se adhirieron a esta iniciativa global. 

En principio, la labor de la OGP tiene como objetivo aumentar la transparencia de los gobiernos. Los estados miembros deben garantizar la transparencia de sus presupuestos, el acceso libre de los ciudadanos a la información pública, la publicación de los datos sobre los ingresos y las cuentas bancarias de los funcionarios del gobierno, así como la participación abierta de los ciudadanos en la política y en la toma de decisiones públicas en sus respectivos países. 

Los miembros de la Alianza elaboran lo que se conoce como el “plan nacional de acciones” dirigido a incrementar la transparencia. El cumplimiento del plan nacional está controlado por la OGP con la participación de expertos locales. 

El 6 de febrero del pasado año, el entonces presidente Dmitri Medvédev, declaró en una reunión con el Comité Público de sus partidarios que el ingreso en la OGP sería “muy interesante” para Rusia. Dos meses más tarde, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso envió a la Alianza una carta formal donde se declaraba la intención de Moscú de unirse a la OGP. 

“La decisión está tomada. No obstante, no estamos hablando de renunciar a esta iniciativa. Pero es posible que se introduzcan reajustes en los plazos y en la extensión de nuestra participación en la OGP”, declaró Dmitri Peskov, portavoz del presidente Putin.

Mientras tanto, en el propio país comenzó el desarrollo de un 'plan nacional de acciones' para la adhesión a la OGP. Este plan tenía que haber sido presentado en la reunión del Comité Directivo de la Alianza el pasado 23 y 24 de abril en Londres. A su vez, el ingreso formal de Rusia en la OGP estaba programado para la cumbre de la Organización en el mes de septiembre de 2013.   

Sin embargo, este año se ha revisado Alianza ya a partir de este año ha sido revisada. “La decisión fue tomada por el Presidente tras previa consulta con el Primer Ministro. Se trata de una decisión consolidada”, aseguró el ministro de relaciones con el Gobierno Abierto, Mijaíl Abízov.

El gobierno ruso ha asegurado que el aplazamiento del ingreso del país en la Alianza “se debe, primordialmente, a razones técnicas”. “Los principios de la OGP requieren cambios importantes. Por lo tanto, Putin ordenó que preparasemos nuestras propuestas junto con el Ministerio de Asuntos Exteriores para optimizar los principios y mecanismos del trabajo de la OGP”, señaló Mijaíl Abízov. 

En particular, Rusia está interesada en que la evaluación de la apertura del país emitida por la OGP “afecte directamente a la clasificación Doing Business del Banco Mundial para la atracción de inversiones”. La intención del país es mejorar sustancialmente su posición, por ejemplo Rusia ocupa el lugar 101 en términos de facilidad para registrar una empresas. 

“Entonces, ser un estado miembro en la Alianza no se resumirá tan sólo en el intercambio de prácticas políticas, sino también adquirirá una dimensión económica”,  dijo el ministro. 

“Asimismo, se podrían prever distintos grados de involucramiento de un país en la OGP (por ejemplo, poder formar parte de la Alianza en calidad de estado observador).” Todas las propuestas deberán estar listas antes de que acabe el año. 

Por otra parte, Abízov insiste en que la interacción de Rusia con la OGP no hace más que crecer. En la cumbre de junio del G8, que estará presidida por el Reino Unido – que también preside actualmente en la OGP – en el orden del día se incluirán “un gran número de preguntas sobre la transparencia de las economías y de la labor del gobierno, así como sobre los mecanismos del Gobierno Abierto”, añadió. 

En la cumbre de junio, Rusia presentará sus propuestas para la Carta Internacional de Datos Abiertos. “Nuestro proyecto de Gobierno Abierto para el país no depende de la OGP. Muchas de nuestras resoluciones se implementan en el marco de decretos presidenciales”, dijo el ministro. 

Reacciones opuestas 

Los expertos entrevistados por el periódico Kommersant creen que, a raíz de esta negativa el país pierde “ante todo la reputación a causa de la falta de coherencia en sus acciones”. Así lo aseguró el director ejecutivo de la ONG Cultura de la información, Iván Begtin. 

“En abril de 2012, cuando se envió la solicitud para formar parte de esta iniciativa, el presidente de Rusia no era el mismo que el que tenemos ahora.  Y parece ser que el orden del día del nuevo presidente no coincide con el de su antecesor”, comentó Iván Pávlov, director del Instituto de Desarrollo de la Libertad de Información, que colabora con la OGP. 

Según los expertos, lo más importante es que en Rusia se empleen “métodos modernos para el gobierno como, por ejemplo, discusiones abiertas sobre los proyectos de leyes a través de internet o la publicación de datos de las agencias del gobierno”. 

Pávlov sostiene que no es una sorpresa que Rusia se niegue a unirse a la OGP en condiciones dictadas por otros países: “Si hay una democracia soberana, tal vez deba haber también una apertura soberana. Rusia siempre quiere causar una buena impresión, incluso en la evaluación de la transparencia”. No se ha recibido ningún comentario al respecto de la Alianza para el Gobierno Abierto. 

Artículo publicado originalmente en ruso en Kommersant.