“La política es un mundo masculino”

Natalia Timakova, secretaria de prensa del primer ministro Dmitri Medvédev, habla sobre los políticos y el papel de la mujer. Fuente: ITAR-TASS

Natalia Timakova, secretaria de prensa del primer ministro Dmitri Medvédev, habla sobre los políticos y el papel de la mujer. Fuente: ITAR-TASS

Natalia Timakova, secretaria de prensa del Primer Ministro de Rusia, apuntó que es imposible manipular la opinión de los dirigentes del país y habló sobre el papel que desempeñan las mujeres en la política rusa.

En una entrevista concedida a la emisora de radio “La voz de Rusia”, Timakova contó que Dmitri Medvédev, como usuario activo de internet que es, está atento a las opiniones vertidas en la red. “Ha habido muchos casos en que después de haber leído o visto algo se ha sentido obligado a dar nuevas órdenes o tomar decisiones adicionales”.

Preguntada sobre cómo se enfrenta el Primer Ministro a las críticas dirigidas contra él en internet, Timakova reconoció que es receptivo. “A veces (Medvédev) se entristece, sobre todo teniendo en cuenta que, por desgracia, los usuarios de internet en nuestro país, como en el resto de la sociedad, se comportan de un modo que dista mucho de ser correcto, por decirlo suavemente. Se entristece, pero no porque se trate de críticas duras. Si la crítica es constructiva y pertinente, la acoge de manera positiva”.

Según Timakova, lo más frustrante de todo son “las ofensas gratuitas”  del público en general. Se puede expresar una opinión crítica, pero es necesario hacerlo de manera respetuosa, esgrimiendo argumentos, y no simplemente con ganas de ofender.

La secretaria de prensa dijo que siempre ha podido dar su opinión personal tanto a Dmitri Medvédev como al presidente Vladímir Putin e incluso hacerles cambiar de parecer en algunas cuestiones.

Pero Timakova no cree factible que se pueda dirigir a los líderes de un país, proporcionándoles información de manera sesgada. “Es imposible manipular a los políticos al nivel del que hablamos”, subrayó  la secretaria de prensa, que según el ranking confeccionado por la emisora de radio 'Eco de Moscú', con apoyo de la revista 'Ogoniok' y las agencias de noticias Ria Novosti e Interfax, es una de las tres mujeres más influyentes del país.  Ella, sin embargo, no se considera política.

“Soy, digámoslo así, un miembro del aparato político. Supongo que tanto yo como mi opinión no son de interés para los medios de comunicación. Después de todo, lo que más les interesa es lo que piensa el hombre que represento”.

También se manifestó en contra de que se rebajen los sueldos de las mujeres que ocupan puestos de relevancia. “El mundo es masculino, sobre todo el de la política…El hecho de que algunas mujeres se encuentren en determinados puestos, ya sean políticos u otros ámbitos más duros, es una cuestión delicada… Al embarcarse en una situación determinada, la mujer asume las mismas obligaciones que un hombre”.

En el futuro, a la secretaria de prensa del Primer Ministro, que comenzó  su carrera como periodista, no le gustaría volver a ejercer la profesión. “En aquella época estaba muy interesada en conocer los mecanismos de la política, desvelarlos para mis lectores, contarles cómo se toman las decisiones, cómo se trabaja en esa cocina. Ahora que lo conozco todo por dentro, no me interesaría volver a dedicarme a ello. El gusanillo de la investigación, ese elemento de novedad, se pierde. Quizá  me gustaría ser crítica cultural, tras completar mi formación en ese ámbito, y escribir sobre espectáculos y exposiciones”, confesó.

Artículo preparado con material de 'La voz de Rusia' y la agencia RIANovosti.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.