Adoptar será más fácil para las familias rusas

Las autoridades desean simplificar el proceso de adopción para los ciudadanos del país. Fuente: Archivo personal

Las autoridades desean simplificar el proceso de adopción para los ciudadanos del país. Fuente: Archivo personal

Las autoridades desean simplificar al máximo el proceso de adopción de niños por parte de ciudadanos rusos. Además, el gobierno planea aumentar las subvenciones para padres adoptivos que se encarguen del cuidado de niños discapacitados.

"El gobierno ha tomado una serie de decisiones, pero los problemas agudos siguen sin resolverse. Hay que eliminar todas las barreras que obstaculizan el camino a los que desean acoger a un niño en su familia", declaraba Vladímir Putin en una asamblea del Consejo de la presidencia sobre realización de los proyectos nacionales prioritarios y política demográfica.

Hace pocos días el gobierno introdujo en la Duma un proyecto de ley con enmiendas al Código de Familia, en la ley "Sobre la tutela y el pupilaje", así como a otras actas administrativas.

En este sentido, se ha prestado una mayor atención a los niños huérfanos con discapacidades y a los niños en edad escolar. Según información del gobierno, en 2011 los rusos adoptaron a 7.434 niños, aunque de estos sólo 38 sufrían una discapacidad y 466 eran mayores de siete años. Por esta razón se ha decidido incrementar significativamente (desde 13.000 a 100.000 rublos- desde 425 a 3.300 dólares)  los subsidios extraordinarios a las familias que adoptan a niños huérfanos pertenecientes a estos grupos. 

Los subsidios se incrementan para padres adoptivos únicamente porque en el gobierno la adopción está considerada como "la forma prioritaria de reintegrar a estos niños", según se indica en la nota aclaratoria del proyecto de ley. En esta línea se propone flexibilizar las condiciones según las cuales un niño puede ser adoptado por una persona soltera.

En la actualidad esto está prohibido siempre que la diferencia de edad entre el niño huérfano y el padre adoptivo sea menor de 16 años. El gobierno levanta esta prohibición pasando el asunto a un tribunal que decidirá si la diferencia de edad deberá ser tomada en cuenta o no. 

Además, ha decidido librar a los padres adoptivos y tutores de una serie de procedimientos burocráticos.

Según las normas vigentes, aquellos que desean adoptar un niño o tomar la tutela de este bajo su cargo deben pasar previamente una preparación especial. Hasta ahora, esta preparación también era obligatoria para las familias que ya habían adoptado previamente. El gobierno considera que no es necesario repetir la preparación. Los padres adoptivos ya no deberán realizar informes mensuales sobre el uso que dan de la subvención confiada al niño.

En la asamblea del Consejo, Putin también declaró que es necesario desarrollar no sólo las instituciones de adopción, sino también otras formas de educación familiar, como el de las familias de acogida. "Hay que apoyar y modernizar este sistema (de las familias de acogida). El sistema de educación de niños en familias de acogida debe recibir un activo desarrollo. Esta forma de tutela está especialmente requerida en la integración familiar de niños con discapacidades y niños de más de 7 años de edad", - añadía Putin.

Artículo realizado a partir de materiales de Kommersant y RIA Nóvosti