Desfile de la Victoria 2017 en la Plaza Roja

La fiesta se ha celebrado a pesar del frío inusual de estos días en Rusia. Por la Plaza Roja han desfilado más de 10.000 soldados y oficiales acompañados de técnica militar, aunque ha habido que cancelar los vuelos de la aviación.

El desfile de la Victoria ha comenzado con un discurso del presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin.

 

Según el presidente, la Segunda Guerra Mundial no pudo evitarse debido a una falta de unión entre los pueblos, pero la victoria sobre aquella “terrible fuerza totalitaria permanecerá siempre en la historia de la humanidad como el triunfo de la vida y la razón sobre la muerte y la barbarie”.

 

En el desfile se ha mostrado por primera vez este año la técnica diseñada para el Ártico: os sistemas de misiles antiaéreos Pantsir-SA y los sistemas de misiles Tor-M2DT, así como vehículos de abastecimiento creados para soportar las duras condiciones del Extremo Norte.

 

Además, por la plaza principal del país han desfilado vehículos blindados Tigr y Typhoon, en distintas versiones, así como técnica basada en la plataforma Armata, cañones autopropulsados y sistemas de artillería. Entre ellos figurabas algunas de las armas más temidas de Rusia: los sistemas estratégicos de misiles balísticos intercontinentales Yars y Topol-M, así como el sistema táctico-operativo Iskander.

Por qué el desfile del 9 de mayo es un evento simbólico para Rusia

 

“El desfile del 9 de mayo es uno de los principales acontecimientos del país”, opina el general-coronel retirado Víktor Esin, antiguo comandante de las Tropas de Misiles de Designación Estratégica.

 

“Es un símbolo de la fidelidad a las tradiciones, una demostración del poder y un mensaje al mismo tiempo. El sentido de este desfile lo describen las palabras del emperador Alejandro III, apodado el ‘pacificador’: ‘Rusia tiene solo dos aliados: su ejército y su armada”, comenta el general retirado.

Según señala Esin, este es el credo político y el vector principal de la política rusa: “Rusia es una potencia moderna capaz de proteger sus intereses tanto por la vía diplomática como por la militar. Es por eso que cada desfile es un gesto con una carga simbólica tanto para Rusia como para sus enemigos”, añade Esin.

 

Además, el desfile del 9 de mayor es también un modo de rendir cuentas ante el pueblo, de decirle en qué ha gastado el Estado los 22 billones de rublos (375.000 millones de dólares) destinados al programa de rearme hasta 2020.

 

Este año se celebrarán desfiles de la Victoria en 28 ciudades de Rusia. En los eventos festivos de todo el país participan más de 140.000 soldados y más de 2000 unidades de armas y técnica militar.

Lea más:

 

¿Por qué los rusos celebran cada año el Día de la Victoria?

 

Batalla de Berlín: el colosal enfrentamiento al final de la guerra

 

Diez razones que cambiaron el rumbo de la Segunda Guerra Mundial