Moscú cambia y mejora en calidad de vida

Este año ha habido numerosas reformas en la capital rusa.

Este año ha habido numerosas reformas en la capital rusa.

Vladimir Astapkovich/RIA Novosti
Según un estudio de este año de PricewaterhouseCoopers, la capital rusa lidera el ranking sobre rápido desarrollo entre las metrópolis de todo el mundo. La ciudad supera a Pekín por primera vez. ¿Qué ha cambiado en la capital rusa este año?

Es posible que incluso quien haya visitado Moscú hace un par de años ya no la reconozca. Este año se han remodelado 50 calles, se han aumentado las zonas peatonales y han aparecido nuevas rutas de transporte público- destaca la nueva línea de ferrocarril conocida como Anillo Central de Moscu

Nikolay Galkin/TASSNikolay Galkin/TASS

Además, se han eliminado gran cantidad de feos kioskos y puntos de venta ilegales, numerosas plazas se han vuelto acogedores espacios y enormes complejos industriales se transforman en espacios públicos y residenciales. Es difícil decir que la ciudad se ha hecho más verde, porque todavía no han crecido los árboles recién plantados pero la cantidad de pájaros y ardillas en los parques ha aumentado considerablemente. Sin embargo, hay polémicas en torno a todos estos cambios y los expertos y los moscovitas valoran de manera muy diferente lo ocurrido en los últimos años.

Peatones contra los automóviles

El mayor conflicto se da en la lucha entre vehículos y peatones por el espacio para respirar. Para que una ciudad con casi veinte millones de habitantes no se convierta en un enorme atasco, las autoridades locales han aumentado las principales carreteras del exterior de la ciudad, a costa de deshacerse de árboles y campos con siglos de antigüedad. "Todavía no puedo perdonar lo que han hecho a nuestras calles. Antes la carretera y las aceras estaban separadas por tilos de 60 años. Pero destruyeron todo para ensanchar las carreteras...ahora los automóviles están contentos", comenta indignada la moscovita Antonina Belova.

Nikolay Galkin/TASSNikolay Galkin/TASS

En la parte oriental de la ciudad los habitantes luchan activamente contra los planes de construcción de una carretera en el territorio del parque situado en la finca de Kuskovo, del siglo XVIII.

Según Alexander Pokrovski, miembro de la Unión de Arquitectos, hay un conflicto permanente entre naturaleza y la ciudad. Su conclusión es sencilla: "Antes de cortar un bosque, hay que saber cómo plantar uno nuevo".

Al mismo tiempo, tampoco se puede decir que las autoridades locales no estén haciendo nada en ese dirección. En el último año, entre reformas y nuevas creaciones, se han hecho obras en 160 parques.

Junto al Kremlin se está construyendo el nuevo parque de Zaryadie, que se abrirá el próximo año, durante la celebración del 870 aniversario de la ciudad. En el mismo corazón de la ciudad, cerca de los edificios históricos, habrá un nuevo y moderno parque con una sala de conciertos no menos moderna. Esta variedad se ha convertido en la tarjeta de visita de la ciudad. Pável Sonin, director de la asociación juvenil Unión de Arquitectos de Moscú cree que "cualquiera puede estar cómodo en esta ciudad, porque cada cual encuentra lo que busca. Moscú es variada y eso hay que valorarlo".

Recientemente el ayuntamiento de la capital ha comenzado su plan para que los peatones se abran paso en centro de la ciudad en detrimento de los automóviles: hay áreas de aparcamiento de pago, se han ensanchado las acercas y hay planes para introducir una tasa por congestión de tráfico. El arquitecto Alexander Ayrapetov explica que ahora Moscú se cupa de cómo librarse del tráfico cuando antes parecía que "las carreteras se iban a expandir indefinidamente". Aunque estas iniciativas se han encontrado con el rechazo de los moscovitas, sin deseos de cambiar sus hábitos.

La apariencia de la ciudad histórica

Andréi Liubimov / Agencia Moscú
Andréi Liubimov / Agencia Moscú
Andréi Liubimov / Agencia Moscú
Andréi Liubimov / Agencia Moscú
Andréi Liubimov / Agencia Moscú
 
1/5
 

Otro tema en los que no es posible ponerse de acuerdo es en la apariencia de la ciudad. ¿Debería restaurarse la ciudad histórica y construir nuevos edificios si los antiguos ya se destruyeron hace tiempo?

Las autoridades de Moscú restauran activamente las fachadas de los edificios, se remodelan edificios y tratan de recrear el diseño de las antiguas fotografías.

Ruben Arakelián, confundador del estudio de arquitectura Wall, no está convencido de tener que tratar de buscar cómo sea la imagen del Moscú antiguo a la hora de reconstruir los edificios. Lo más importante es pensar en la calidad, que actualmente no se tiene tanto en cuenta, en vez del componente visual, según opina. "Es mejor invertir dinero en, digamos, la resolución de problemas de canalización que gastar dinero para que la fachada parezca antigua".

La mayoría de los expertos y ciudadanos coinciden en que la ciudad necesita crear más espacio público, lugares en los que los habitantes puedan estar cómodos y pasar el tiempo. Arakelián cree que el aumento del número de obras para crear espacios público, bien sean parques o la reconstrucción de antiguos espacios industriales, se debe a que actualmente la gente pasa más tiempo  fuera de casa. Por eso necesitan un espacio urbano de mayor calidad.

La moscovita Olga Vóronova está de acuerdo y recuerda que antes no le gustaba Moscú pero ahora es agradable vivir en la capital rusa: "Me gusta cómo está decorada la ciudad, me gustan y me parecen interesantes los nuevos espacios artísticos. En general, incluso comparada a muchas ciudades europeas, Moscú es bastante cool".

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies