Los suvenires con la imagen de Putin más singulares

Reuters
El presidente ruso Vladímir Putin es un símbolo muy popular en la producción de suvenires. La imagen del jefe del Estado aparece en camisetas y tazas, pero también en miniaturas cómicas, máscaras de látex y delantales. RBTH ha compilado una lista con los objetos más singulares.

El año pasado el estudiante de Derecho Seimur Mamédov y su hermano empezaron a fabricar unas estatuillas que se llaman “Putin a lomos de un oso”. La estatuilla se ha hecho tan popular que en septiembre de este año han decidido poner a la venta dos estatuillas más: “Putin y Obama” y “Putin es Papá Noel”.

“No queremos ofender a Obama, solo es una broma. Obama lleva su uniforme escolar. Por cierto, en la base de la estatuilla se ha inscrito la letra V, de Vladímir Putin y Vendetta. No nos imaginábamos que causaría todo este revuelo. Las estatuillas las compran sobre todo los extranjeros, y después suben sus fotos a Facebook desde muchas ciudades diferentes. “Mr. Putin en un restaurante vietnamita”, “Putin con unos estudiantes de Pekín”, “Putin ya ha aterrizado en Mannheim”, “Bienvenidos a Taipéi”, dice el joven.

Matrioshkas, relojes y máscaras

La matrioshka “Políticos” ha superado en popularidad a las matrioshkas rusas tradicionales, explica Alexander, que vende suvenires en una tienda de la Plaza Roja.

La ropa es el segmento más rentable y popular del mercado orientado a la temática patriótica. Las camisetas de tirantes con los líderes rusos se venden por todas partes.

Una turista norteamericana, al preguntarle si en EE UU hay camisetas con la imagen de Obama, se ríe, y explica que él no resulta tan interesante y popular como Putin.

“Obama siempre aparece sentado a la mesa, pero a Putin le vemos galopando a caballo. ¡Por esto es más popular que Obama!”, dice.

El francés Frank Gion es la primera vez que viaja a Rusia y le ha sorprendido mucho la cantidad de suvenires que se fabrican con el retrato del presidente ruso: “¡Putin queda muy bien en las tazas, las camisetas y los relojes! En cambio en Francia no se venden suvenires con Sarkozy y Hollande, incluso me cuesta imaginármelos”.

Uno de los suvenires más singulares y populares que ha salido este año es la máscara de látex de Vladímir Putin. Es una  máscara muy realista.

Las fundas de móvil con retratos y frases del presidente se pueden encontrar tanto en las boutiques más caras como en las tiendas que hay en los pasillos del metro a precios muy bajos. El mexicano Erick ha comprado varias fundas para él y sus hijos. “¡Es un suvenir fantástico! Seguro que lo voy a usar. ¡En México a la gente le gusta mucho Putin y creo que van a reaccionar bien! Además de las fundas también he comprado varias camisetas de tirantes con la imagen de Putin y el ministro de Exteriores de Rusia, Seguéi Lavrov”.

La alfombra con el retrato de Vladímir Vladímirovich es más popular entre los rusos porque no es un artículo muy cómodo de transportar.

El empresario croata Ante Kružić ha comprado un delantal en el que aparece Putin sonriendo: “Solemos tener invitados en casa, y creo que les gustará”.

Pero hay algunos suvenires con el retrato de Putin que los extranjeros prefieren no comprar: adhesivos para el coche, fundas para el pasaporte y pegatinas para las uñas.

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.