¿Qué ha contado Putin en un encuentro con niños?

kremlin.ru
El presidente ruso responde por primera vez a las preguntas de los más jóvenes en un programa de televisión dirigido a los más pequeño. Contamos lo más destacado de este inusual encuentro.

Fuente: kremlin.ruFuente: kremlin.ru

¿Cuánto tiempo duerme Putin? ¿Le gusta la comida rápida? ¿Utiliza las redes sociales? El presidente ruso ha participado en un progama titulado “Esta conversación no es para niños” (“Nedétski razgovor”, así se llama el programa en ruso) en el que ha respondido a preguntas de los niños de toda Rusia durante tres horas. Aquí ofrecemos algunas de las respuestas más interesantes. 

1. Putin se quedó dormido viendo el documental de Oliver Stone 


En junio de este año todo el mundo pudo ver el documental de Oliver Stone, basado en decenas de entrevistas con el líder ruso y que está plagado de confesiones personales, como por ejemplo, el hecho de que tiene nietos. El año que viene, cuando se celebren elecciones presidenciales, se estrenará otro documental sobre Putin entrevistado por el presentador Vladímir Soloviov.

“¿Qué le ha gustado más: la entrevista con Vladímir Soloviov o el documental de Oliver Stone?”, preguntaron los niños a Putin.

“Me ha gustado más el documental de Oliver Stone. Todo esto ha sido inesperado para mí. Se me acercaba [el portavoz del Kremlin, Dmitri] Peskov y me decía: “Tiene que ir”. Después, enseguida me olvidaba. Me entregaron el disco con todas las series. Volvía del extranjero, puse el disco y me dormí porque estaba muy cansado”, respondió el presidente añadiendo que está seguro de que Oliver Stone no ha modificado las entrevistas en su documental.

2. Putin no es muy exigente con la comida

No, el presidente ruso no come comida rápida. Aunque habló de una anécdota divertida sobre gastronomía. Cuando ocupó el cargo presidencial los chefs del Kremlin  le preguntaron qué era lo que más le gustaba y qué quería para comer. “Me da igual, no quiero nada especial. Bueno, un poco  de vieira (“grebeshkí” en ruso), estaría bien”, respondió el líder ruso. 

La vieira apareció al día siguiente y los chefs preguntaron si al presidente le gustó el plato. “Les dije que no estaba mal y me gustó. Pero pensé para mis adentros: qué sabor tan raro. Los chefs me respondieron: “¡Menos mal que le ha gustado! ¡Hemos degollado tantos pollos!”. Los chefs pensaron que Putin les había encargado crestas de gallo, ya que en ruso éstas se llaman igual: “grebeshkí”. 

 Fuente: kremlin.ru Fuente: kremlin.ru

3. Le gusta Mozart, no entiende la obra de Schnittke y antes hacía 17 dominadas o flexiones en barra

No todos creen que Putin es una persona normal y tiene aficiones como todos los demás. Pero Putin repite: “Me considero una persona normal aunque el trabajo que estoy haciendo no es muy corriente. Sin embargo, llevo una vida normal”.

De literatura le gustan las obras históricas, de la música destaca la clásica (Bach, Liszt, Chaikovski, Stravinski. Pero no le gusta Schnittke, es difícil de entender). 
Además, Putin hace deporte. 

- ¿Cuántas dominadas hace?
- Sabes, Sasha…
- ¡Me llamo Iván!
- ¡Encima eres Iván!

El líder ruso contó que antes hacía entre 15 y 17, pero dejó de hacerlas del todo debido a una lesión. 

4. "Plátov”, su pseudónimo en la escuela de espionaje

Tal y como había dicho antes Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, Putin no utiliza móvil ni tampoco internet. No obstante, los niños no le creen y preguntan si revisa su cuenta en Instagram, si mira Youtube y que apodo tiene. 

Putin se ríe y dice que después de un duro día laboral apenas tiene fuerzas para meterse en la cama, “por no hablar de Instagram”. 

“No tengo cuentas en las redes sociales. En cuanto a los apodos. Trabajé en el Servicio de Inteligencia Exterior y utilicé apodos, pero usar un apodo ahora no tiene ningún sentido”.

En la escuela de espionaje su pseudónimo era “Plátov”.

Fuente: kremlin.ruFuente: kremlin.ru

5. Tres principales valores en la vida: la vida como tal, el amor y la libertad

“Si tuviera que nombrar tres principales valores en la vida, diría que son: en primer lugar, la vida como tal. Después van el amor y la libertad”, dijo Putin.  

Además, se enfada consigo mismo cuando no consigue retener la agresión: no le gusta ser débil, pero condena rotundamente el principio que dice que el fin justifica los medios.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más