Claves de la duodécima rueda de prensa anual de Putin

El presidente ruso Vladímir Putin durante un momento de la rueda de prensa anual.

El presidente ruso Vladímir Putin durante un momento de la rueda de prensa anual.

AP
Vladímir Putin ha celebrado su tradicional rueda de prensa anual ante centenares de periodistas. Estaba previsto que fuera ayer pero se retrasó un día a causa del entierro del diplomático asesinado en Turquía. La primer rueda de prensa multitudinaria tuvo lugar en 2001, en vísperas de la cumbre del entonces G8. RBTH resume algunos de las intervenciones sobre los temas más destacados de este año.

Situación económica

Destacó mejora de prácticamente todos los indicadores macroeconómicos a lo largo de este año en Rusia.
Tras sufrir el año pasado una contracción del 3,7 %, la economía rusa se contraerá este año "entre el 0,5 y el 0,6 %", un dato incluso mejor del que se había pronosticado a comienzos del ejercicio, dijo Putin.

"En noviembre observamos un leve crecimiento del producto interior bruto (PIB) en el país", subrayó el jefe del Kremlin, que se mostró convencido de que la prolongada recesión en la que se encuentra Rusia desde hace casi tres años será superara en 2017, en el que se espera un crecimiento próximo al 1 %.

El sector que mejor se ha comportado es el agrícola, que ha crecido un 4,1 % hasta ahora, sobre todo por el embargo que pesa en Rusia sobre todos los alimentos perecederos procedentes de Occidente, adoptado en respuesta a las sanciones occidentales contra Moscú por su papel en la crisis de Ucrania.

Por su parte, se refirió también a la inflación que "lo más probable es que sea alrededor de un 5,5 %, es decir, se ubicará en el mínimo histórico", dijo durante su anual gran rueda de prensa.

El mandatario ruso también declaró que los ingresos reales de la población rusa disminuyeron, sin embargo, "en los últimos meses se nota un crecimiento, aunque moderado, de los salarios en el sector real de la economía".

"No tenemos la intención de aislarnos, la economía rusa, sin lugar a dudas, si desea desarrollarse, y lo desea, y se desarrollará en dirección de las altas tecnologías, debe ser parte de la economía mundial; y así será", aseveró.

Armamento nuclear


"Hemos avanzado en la modernización de nuestros sistemas de la tríada nuclear, también desde la óptica de superar el sistema de defensa antimisiles, y hoy en día este sistema (ruso) es mucho más eficaz que el propio escudo antimisiles (de EEUU)", dijo.

El líder ruso informó también que Rusia está realizando al 100 por cien todos sus planes en el ámbito de la defensa.

"Ya hemos hecho todo lo necesario para alcanzar una tendencia de modernización que lleve a que tengamos un 70 por ciento de armamento nuevo para el 2021", precisó.

Putin agregó que por el momento el rearme se ha completado alrededor del 50 %, en algunos segmentos alcanza casi el 60 %, y en los componentes nucleares, un 90 %. 

"Quisiera subrayar que actuamos en conformidad estricta con todos los acuerdos, incluido el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas" firmado con EEUU en 2010, dijo.

Comentando la idea de Donald Trump de fortalecer el arsenal nuclear estadounidense, Putin no encontró nada de peculiar en sus palabras pero expresó su sorpresa por la declaración de la administración actual sobre el poderío de su Ejército.

"Empezaron a demostrar que las Fuerzas Armadas de EEUU son las más potentes del mundo mientras nadie lo disputa", opinó.

El jueves, Putin afirmó al reunirse con los altos mandos del Ministerio de Defensa que Rusia es más fuerte que cualquier agresor potencial, pero al mismo tiempo llamó a los militares a no relajarse.

"Si nos permitimos siquiera un minuto de relajamiento, un solo fallo importante en la modernización del Ejército y la Armada, en la preparación de las tropas, la situación puede cambiar rápidamente", advirtió.

Periodista con un cartel en la rueda de prensa./ Alexéi Filippov/RIA Novosti.Periodista con un cartel en la rueda de prensa./ Alexéi Filippov/RIA Novosti.

Centenario de la revolución rusa

Instó a la ciudadanía a buscar la unidad y no la discordia a un año del centenario de las revoluciones de 1917 que cambiaron el rumbo de la historia del país.

"El próximo año conmemoraremos un siglo de los sucesos revolucionarios de 1917 y en este contexto debemos tender a la reconciliación", indicó.

La memoria de estos eventos debe servir para unificar y no separar al pueblo.

Putin se refirió a la sublevación de febrero de 1917 que puso fin a la monarquía y a la llegada al poder de los bolcheviques en octubre de ese mismo año que llevó a la creación de la Unión Soviética.

EE UU: el legado de Obama y la elección Trump

"La actual administración (de EEUU) divide a la nación. El llamamiento a los electores para que no voten por el presidente electo (Donald Trump) es un paso hacia la división de la nación", dijo el jefe del Kremlin.

El Partido Demócrata "no sólo perdió los comicios presidenciales, sino también en el Senado y Congreso, donde los republicanos tienen mayoría. ¿También esto es obra mía? Ya, y luego hicimos una fiesta sobre las ruinas de una capilla del siglo XVIII", dijo, en alusión a las acusaciones que le responsabilizan directamente del ciberespionaje a los demócratas.

"Todo esto demuestra que la actual Administración sufre problemas estructurales" y la elite del Partido Demócrata no entiende la situación real, aseguró.

Trump sí "ha sabido captar los ánimos de la sociedad estadounidense" y por eso ha ganado las elecciones. "Nadie, a parte de nosotros, creía en su victoria".

Valoró como muy positivo el dato acerca de que el 37% de los votantes del Partido Republicano simpatizan con el mandatario ruso.

"No lo atribuyo a mi persona. Creo que eso significa que una sustancial parte de la sociedad estadounidense coincide con nosotros en cómo debe organizarse el mundo, a qué debemos dedicarnos, dónde están los problemas y amenazas comunes", concluyó.

Visados con Europa

El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó que el régimen de visados en Europa es un anacronismo.

"Creo que el régimen de visados en Europa es un anacronismo: no importa si se trata de Ucrania o Georgia, hay que garantizar a todos los ciudadanos el régimen sin visados", dijo.

Además Putin no descartó que Rusia vuelva a suprimir visados para los ciudadanos de Georgia, al afirmar que "hay todos los fundamentos para ello".

La semana pasada el Parlamento Europeo aprobó la supresión de visados para los nacionales de Ucrania y Georgia. A favor se pronunció la mayoría de los eurodiputados.

Ahora la decisión debe ser aprobada por el Consejo de la UE.

Según una fuente de la Comisión Europea, los visados para Ucrania y Georgia podrían ser abolidos en la primavera de 2017. 

Vista de la sala de prensa llena de periodistas. Vista de la sala de prensa llena de periodistas.

Golpe de Estado en Ucrania

"Miremos objetivamente lo que sucedió, a lo que nos condujo esta situación (la implementación de sanciones de la UE y las contramedidas de Rusia), primero nuestros amigos estadounidenses y europeos se presentaron como garantes del acuerdo entre el presidente (Víctor) Yanukóvich y la oposición y al día siguiente se rompió todo y se tomó el poder", aseveró.

Según el mandatario ruso, "en vez de condenar el golpe de Estado anticonstitucional y hacer un llamamiento para cumplir el acuerdo firmado por los ministros de Exteriores de tres países europeos, Francia, Alemania y Polonia, en vez de eso apoyaron el golpe de Estado anticonstitucional".

"Ello condujo a que los ciudadanos que vivían en territorio de Crimea deseasen reunificarse con Rusia y la pérdida de Crimea por parte de Ucrania condujo a los tristes y trágicos sucesos de Donbás", recordó.

Putin subrayó que "la base de esta tragedia está en la capacidad de conciliar las posiciones respecto a la integración de Ucrania al acuerdo de asociación con la UE".

"¿Acaso se pueden llevar estos temas de carácter económico a estos espacios a consecuencias trágicas?", cuestionó.

El presidente se preguntó si acaso los rusos promovieron un desarrollo así de la situación.

"No, claro que no, durante años solicitamos llegar a un acuerdo respecto a determinados parámetros de ese acuerdo", recordó.

Según Putin, "el señor Yanukóvich finalmente dijo que quería sumarse a ese acuerdo, pero necesitaba pensar más sobre las condiciones de la adhesión, acordar esto con su Gobierno y conversar con Rusia, por cuanto nos atan relaciones económicas cercanas".

"La respuesta de nuestros socios europeos fue negativa, el resultado lo conocemos todos", concluyó.