La popularidad de Vladímir Putin alcanza el 82 %

Un grupo de personas escucha al presidente Putin, vía vídeo link, desde la construcción del puente en el estrecho de Kerch durante una manifestación por  segundo a aniversario de la reunificación de Crimea en la Plaza Roja de Moscú.

Un grupo de personas escucha al presidente Putin, vía vídeo link, desde la construcción del puente en el estrecho de Kerch durante una manifestación por segundo a aniversario de la reunificación de Crimea en la Plaza Roja de Moscú.

AP
Ni la crisis económica ni el escándalo de los “papeles de Panamá” influyen en la popularidad del presidente ruso. Su actividad en el puesto de presidente sigue contando con la aprobación de la mayoría de los rusos.

La popularidad del presidente Vladímir Putin sigue inalterable desde principios de año. Un 82 % de los rusos aprueba su actividad como jefe del Estado, según la última encuesta del centro Levada.

Los rusos no acostumbran a culpar al jefe del Estado de lo que sucede en el país. Aunque cada vez son más palpables las consecuencias de la crisis en la vida de los ciudadanos, por ahora la responsabilidad no recae sobre el presidente.

“En primer lugar, todo esto conduce o bien a un aumento pasivo de las infracciones domésticas, o bien en acusaciones dirigidas a los gobiernos regionales y no federales, y mucho menos al presidente”, comenta para RBTH el director del Centro de Estudios Politológicos de la Universidad Financiera del Gobierno de la Federación Rusa, Pável Salin, a propósito del estudio del centro Levada.

En segundo lugar, según el experto, el gobierno ruso emplea muy hábilmente la estrategia del enemigo exterior (sobre todo, EE UU), a cuyas maquinaciones atribuye todos los males. Mientras haya alguien a quien acusar, habrá estabilidad. En este sentido, ni siquiera los “papeles de Panamá” que han retumbado en todo el mundo pueden convertirse en un detonante para su caída. Y es que en gran parte de la sociedad no saben nada sobre este tema: en la televisión estatal, si se ha hecho referencia a ello, ha sido únicamente para exponer que en Panamá se han descubierto sociedades pantalla de políticos de otros países, sobre los políticos y empresarios rusos no aparece ninguna información. “Y lo que no existe en la televisión, no existe en absoluto”, comenta Salin.

No habrá ningún hundimiento, habrá un suave descenso

Tampoco resulta oportuno hablar de una estabilidad anquilosada. En junio de 2015 la popularidad del jefe del Estado alcanzó su pico, un 89 %, y durante el segundo semestre del año pasado se produjo un suave descenso, según recuerda el sociólogo del centro Levada Denís Vólkov.

“En estos momentos la popularidad se ha estabilizado y que volverá de nuevo a los índices anteriores a la crisis de Crimea”, comenta el sociólogo.

Lo mismo ha sucedido con la popularidad del primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, la del gobierno y la de la Duma Estatal.

Sus popularidades cayeron de forma análoga con la reunificación de Crimea a Rusia y durante el último año se han ido reduciendo lentamente. En la actualidad, el trabajo de Medvédev cuenta con la aprobación del 54 % (un 44 % de los rusos lo desaprueba) y la Duma Estatal es apoyada por el 41 % (frente a un 57 % que declara lo contrario).

Sin embargo, según el pronóstico de Denís Vólkov, esta reducción continuará. “Tampoco ha cundido el pánico, porque no habrá ningún hundimiento. Pero el pesimismo crece, de modo que los índices de popularidad seguirán cayendo, incluido el del presidente”.

En la encuesta participan 1.600 personas de 137 poblaciones de 48 regiones de Rusia. El margen de error estadístico no supera el 3,4 %.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies