Más calor y sin nieve en invierno

En la mayor parte de Rusia suben las temperaturasmáximas y mínimas anuales.

En la mayor parte de Rusia suben las temperaturasmáximas y mínimas anuales.

Reuters
Los expertos rusos creen que los trastornos causados por el cambio climático empiezan a notarse en Rusia más que en cualquier otro país del mundo.

Según el Servicio Federal de Hidrometeorología y Control Medioambiental de Rusia (Roshidromet), en el periodo 1976-2012 el aumento de la temperatura media fue de 0,43 grados centígrados por década, con anomalías especialmente señaladas en primavera, verano y otoño. Se observa también un incremento de las precipitaciones de hasta 0,3 milímetros al mes con respecto a la década pasada, especialmente en la Rusia europea y Siberia central.

En el contexto del calentamiento global y la reducción de la capa de hielo marina en el hemisferio norte, sus estudios también señalan cambios en los niveles de nieve en todo el territorio ruso.

En la mayor parte de Rusia se ve un aumento considerable de las máximas y las mínimas anuales en la temperatura del aire. Cada vez se dan más valores exageradamente altos, mientras disminuye el número de días de frío extremo. Al tiempo, los datos hablan de precipitaciones anormalmente altas, sobre todo en invierno, mientras que en otras áreas aumentan los días de sequía.

Además, entre 1996 y 2012, los fenómenos hidrometeorológicos peligrosos en Rusia se han vuelto más frecuentes, incluyendo los que causan daños de importancia a la economía y población del país. Ejemplos: las inundaciones de 2013 en la cuenca del río Amur, las sequías de 2010 y 2012 (que, según algunos cálculos, causaron daños de más de 4.100 millones de euros), incendios forestales y muchos otros.

Según los técnicos, el cambio climático resulta especialmente peligroso en las regiones situadas en latitudes septentrionales, como el Ártico. Un dato significativo: el espesor del hielo marino de la zona polar se ha reducido en un 40% desde los años ochenta.

Cambios irreversibles

Según Roshidromet, durante este siglo el calentamiento climático en Rusia seguirá siendo superior a la media mundial. Las máximas anuales podrían aumentar como consecuencia de las temperaturas extremas del verano, especialmente en el sur de la parte europea del país.

Al mismo tiempo, se espera que se suavicen en gran medida las temperaturas en invierno, principalmente debido a la subida de las mínimas en el norte. Probablemente, a finales de este siglo ya no habrá nieve en invierno en el sur del país euroasiático.

El problema del cambio climático requiere una solución global. Por ello, es de máxima importancia que los países firmantes del acuerdo en la cumbre del clima de París (COP 21) participen en la coordinación de los esfuerzos internacionales en esa dirección. 

Rusia es miembro de la Convención del Clima y toma medidas activas para enfrentarse al calentamiento global, incluyendo la Doctrina del Clima de la Federación Rusa y los decretos presidenciales para mejorar la eficiencia energética y ecológica y para reducir la emisión de gases invernadero: la Ley Federal de Conservación de la Energía y la Estrategia Energética 2030.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies