“Estuvimos a un paso de la muerte”, periodista ruso herido en Siria

RIA Novosti
Un día antes del derribo del Su-24 en la frontera entre Turquía y Siria, ocurrido el pasado 24 de noviembre, tres periodistas rusos fueron heridos el Siria, cuando el coche en el que viajaban sufrió el impacto de un misil antitanque. Sargon Hadaya, corresponsal de Russia Today en árabe, ha hablado con RBTH acerca de su estancia de tres semanas en el país árabe.

¿Fuiste a Siria por iniciativa propia?

Antes había cubierto acciones militares en Ucrania, pero en este caso yo mismo dije que tenía ganas de ir a Siria. Quería conocer la situación desde dentro, ya que hasta entonces solo había seguido la regulación política del conflicto sirio. Había hecho una entrevista a Bashar al Asad, cubierto las negociaciones en Ginebra, en Viena y Moscú.

¿Estabas preparado para lo que viste?

Sabía que íbamos a una guerra y...la guerra no es lo que vemos en televisión. Es una tragedia y es difícil superar las historias personales que ves allí.

Lo que no esperaba era que disparasen contra los periodistas, que estuviéramos a un paso de la muerte. Cuando disparan a nuestros pilotos, a nuestros periodistas, tienes que entender ya no valen las doctrinas militares o las reglas no escritas.

Explícanos cómo fue el día en el que vuestro equipo de rodaje recibió un ataque con misiles.

Íbamos a ir a rodar a pequeño asentamiento de Degmashlie, que poco antes había sido liberado por el Ejército sirio. Había tres automóviles. El primer proyectil impactó en una cuesta e hizo que se adelantasen dos de los coches. Nosotros íbamos en el tercero y el segundo cohete nos impactó.

Alexander Zhukov, el cámara militar, estuvo grabando las siguientes tres horas, mientras el Ejército sirio trataba de llevarnos a un lugar seguro. Mientras nos llevaban a través de jardines destruidos y grabábamos los lugares minados, cayeron otros tres o cuatro misiles más por el área por el que pasábamos.

¿Crees que os atacaron de manera intencionada?

Es difícil decirlo, pero nosotros estábamos siguiendo las normas internacionales. Llevábamos chalecos antibalas en los que está escrito “Press” (Prensa) y un casco azul claro. Luego se confirmó que nos habían atacado con un  BGM-71 TOW (misiles antitanque guiados), que tiene un apuntador, por lo que vieron que éramos periodistas.

Tal vez esperaban un oficial de alto rango y estaban listos, y nuestros cascos azul claro eran el “faro” perfecto para su objetivo.

Él área en la que nos dispararon es la misma en la que se derribó el avión ruso y en la que atacaron al helicóptero de rescate. Todos los lugares están aproximadamente en la misma circunferencia, el monte Nuba. Este es el barrio en el que se arman militantes del Frente al-Nusra, Ahrar ash-Sham y los llamados “turkomanos”.

No podemos dejar de preguntarte acerca del encuentro con el piloto del caza Su-24derribado...

No estaba herido de gravedad. Podía estar de pie. Realmente fue él quien apareció ante los medios. No se mostró su cara por razones de seguridad, que incluyen a su familia. El Ministerio de Defensa puede contar el resto.

¿Cómo ha cambiado la situación en Siria desde el comienzo de la intervención rusa?

Ahora es mejor para el Ejército sirio y sus aliados. Hay progresos en diferentes áreas, incluyendo el territorio al norte de la base de Latakia.

También hay algunas treguas y esto seguro que esto contribuye a que pueda empezar el proceso político. Pero ahora la prioridad es luchar contra el terrorismo. Cuando se den pasos significativos en este sentido, entonces podremos hablar de posibles avances en el proceso político, basados en el comunicado de Ginebra y los acuerdos de Viena. Así será en el futuro, por ahora las cosas se están decidiendo sobre el terreno.

¿Cómo se sienten los sirios de a pie acerca de la presencia rusa?

Hemos estado en Latakia, Homs y Tartus y allí la gente está agradecida. Pero tenemos que tener en cuenta que después de cinco años de guerra, independientemente de la felicidad que pueda provocar la llegada de los rusos, el dolor prevalece. Han matado a gente en todos lados. Los rusos no van a poder devolver a los niños que han muerto en los diferentes bandos del conflicto.

No todos los miembros de la oposición son terroristas, como ha dicho en muchas ocasiones el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso. De modo que la llegada de Rusia tal vez acelere el proceso político. La gente tiene ahora algo de esperanza aunque es difícil decir que están mejor. Además, la libra siria ha perdido su valor, todo es más caro, apenas hay dinero y llega el invierno.

¿Por qué decidiste volver a Moscú?

Nuestras fotografías publicadas por los medios rusos, aparecieron en una web de la oposición “moderada” con una frase que decía: “Periodistas rusos heridos durante la agresión rusa contra el pueblo sirio”. Y continuaba: “No murieron. Acabaremos con ellos”.

Nuestras caras ya son reconocibles. Crecen las amenazas contra los periodistas rusos. Hablamos entre nosotros y decidimos que era mejor no poner nuestra vida, y la de nuestros compañeros, en peligro. Y es que no solo atraemos la atención hacia nosotros sino hacia todo el grupo.

La segunda razón para mi vuelta es que los doctores en Siria eran incapaces de retirarme un trozo de metralla que tenía incrustado en el sobaco. Tuvieron que operarme en un hospital militar en Moscú.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies