Visita de Hollande a Moscú, avance sin coalición

Vladímir Putin y François Hollande durante el encuentro mantenido en Moscú.

Vladímir Putin y François Hollande durante el encuentro mantenido en Moscú.

Reuters
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo francés, François Hollande, se reúnen en Moscú para debatir la posible creación de una amplia coalición para la lucha contra el terrorismo en Siria. No se ha alcanzado ningún acuerdo, aunque algunos políticos en Rusia consideran que las negociaciones han supuesto un “avance”.

- Rusia y Francia no han alcanzado un acuerdo respecto a la creación de una coalición para la lucha contra el Estado Islámico.

- Moscú y París siguen teniendo opiniones opuestas sobre el papel del presidente de Siria, Bashar al Asad, en la regulación del conflicto sirio.

- Putin y Hollande han acordado el intercambio de información y la coordinación de sus acciones de lucha contra los terroristas en Siria.

- Rusia y Francia deberán definir de forma conjunta qué agrupaciones sirias pueden ser objetivo de sus ataques.

- Los “acuerdos concretos” alcanzados por Putin y Hollande se consideran en la Duma Estatal como un “avance”.

La visita de François Hollande a Moscú marca el final de la gira diplomática emprendida por el presidente francés tras los atentados terroristas del Estado Islámico en París hace dos semanas. Antes del encuentro de ayer con Putin, Hollande se había reunido con los líderes de EE UU, Gran Bretaña, Alemania e Italia para hablar de la necesidad de activar la lucha contra el terrorismo.

Tras la reunión de varias horas entre los mandatarios quedó claro, como era de esperar, que por ahora no será posible hablar de una amplia coalición para la lucha contra el Estado Islámico que incluya a EE UU y a Rusia. En la rueda ofrecida en el Kremlin tras el encuentro, Vladímir Putin declaraba que los socios de Rusia, como Irán o Irak, no estaban listos para una coalición de este tipo. François Hollande no expresó ninguna objeción a estas palabras.

Tampoco hubo consenso en otro asunto clave: el destino del presidente sirio, Bashar al Asad. Hollande declaró que en Siria no puede haber sitio en el futuro para Asad, mientras que Putin subrayaba que el futuro del presidente sirio se encuentra en manos del pueblo de Siria.

A pesar de las discrepancias, algunos consideran este encuentro como un avance. De este modo describía Alexéi Pushkov, jefe del comité de la Duma Estatal para los Asuntos Internacionales, el acuerdo entre Rusia y Francia sobre las acciones conjuntas en Siria contra el Estado Islámico.

Los presidentes acordaron, según palabras de Hollande, “una intensificación del intercambio de información y la concentración de nuestros ataques sobre el Estado Islámico y las agrupaciones terroristas”. El líder ruso considera necesario evitar los ataques contra los territorios donde se encuentran formaciones dispuestas a enfrentarse a los terroristas.

Según subrayaba el secretario de prensa de Putin, Dmitri Pushkov, al canal de televisión Rossiya 24, “estas dos grandes potencias del mundo contemporáneo, estos dos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, han declarado que comienzan una lucha conjunta contra la organización terrorista del Estado Islámico”. Considera, además, un avance el hecho de que no haya habido “evasivas” y sí se hayan alcanzado “acuerdos concretos”.

Los expertos se muestran más cautelosos, aunque también señalan la importancia de los resultados del encuentro. El acuerdo sobre la coordinación de las acciones militares “es un gran paso hacia adelante”, según opina Dmitri Danílov, director de la Sección de Seguridad Europea del Instituto de Europa de la Academia Rusa de Ciencias.

Este entendimiento entre París y Moscú indica al resto de países “el camino que deben seguir, iniciando la cooperación con Rusia”. En un contexto en el que resulta inviable una coalición, la cooperación entre distintos países puede ser una buena alternativa.

Según Evgueni Minchenko, director del Insituto Internacional de Expertos en Política, el simple hecho de que haya comenzado un activo proceso de negociaciones sobre acciones conjuntas en Siria ya es un importante avance. El experto recuerda que hasta ahora EE UU y sus aliados criticaban duramente la política de Moscú en Siria. Ahora Occidente está empezando a alejarse de estas directrices.

Al mismo tiempo, los analistas indican que los acuerdos entre París y Moscú son solo preliminares y aconsejan esperar a ver cómo se hacen realidad en la práctica. Según Pável Sviatenkov, experto del Instituto de Estrategia Nacional, “por ahora los acuerdos de intercambio de información y de cooperación no parecen nada concreto”.

La crisis ruso-turca

La visita del presidente francés podría tener también un impacto positivo en las relaciones entre Moscú y la comunidad euroatlántica.

Francia, según Danílov, podría aportar una especie de “equilibrio” a estas relaciones e influir en la postura del resto de miembros de la OTAN y la UE respecto a Rusia, según el experto. La Alianza, aunque de forma indirecta, también está involucrada en el conflicto entre Rusia y Turquía debido al derribo del bombardero ruso Su-24 en la frontera entre Siria y Turquía. Francia puede desempeñar un papel positivo y pacificador en este contexto.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies