Desmantelan grupo de apoyo al Estado Islámico en el Cáucaso Norte

Vitaly Nevar/TASS
Las fuerzas de seguridad rusas desmantelaron el pasado domingo un grupo de apoyo al Estado Islámico en Kabardino Balkaria, república del Cáucaso Norte. Los miembros preparaban varios atentados y enviaban a personas a Siria.

Una célula local de la organización Estado Islámico fue desmantelada en el Cáucaso Norte. La operación especial tuvo lugar el domingo en Kabardino-Balkaria (república del sur de Rusia situada a 1.600 km de Moscú) y fue la mayor desplegada por los agentes del FSB hasta el momento en cuanto al número de combatientes liquidados, 11 personas.

La banda se dedicaba a enviar a Siria a ciudadanos de la república para combatir con el Estado Islámico, además de preparar varios atentados en el Cáucaso Norte. Los agentes de seguridad encontraron numerosas armas, municiones, material para la preparación de bombas caseras y artefactos explosivos ya preparados dentro del refugio donde se camuflaban los terroristas.

¿Otros islamistas?

Los islamistas de Kabardino-Balkaria  han negado cualquier relación de la formación desmantelada con el Estado Islámico en su sitio web. Según sus palabras, estos combatientes no realizaron juramento público alguno y, por el contrario, entre sus textos se pueden encontrar numerosas críticas al Estado Islámico y muestras de simpatía hacia la formación rival al Qaeda”.

Los islamistas aseguran que el único combatiente de Kabardino-Balkaria que ha jurado fidelidad al EI públicamente es un tal Robert Zankishiev, al que las fuerzas de seguridad eliminaron el 10 de noviembre.

“Ahora el mundo entero está luchando contra el EI por lo que a nadie le conviene reconocer su pertenencia a la banda o cualquier otro tipo de apoyo a esta”, comentó en una entrevista a RBTH Serguéi Kanchukov, mayor general y exjefe del Distrito Militar de Siberia y de los grupos militares del Ministerio de Defensa ruso en Chechenia.

De acuerdo con Kanchukov, las fuerzas especiales rusas nunca realizan este tipo declaraciones sin contrastar la información: al parecer, disponían de algunos datos que demuestra la presencia de ciudadanos de Kabardino-Balkaria en Siria y su adhesión a las filas de los terroristas.

“No creo que la operación especial se haya preparado con mucha antelación. Es posible que los agentes supieran de la existencia del refugio, pero decidieron actuar cuando toda la banda estuviera reunida en un mismo lugar y hubiera información sobre la preparación de atentados”, opina Kanchukov.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.