La tragedia aérea en Egipto golpea al turismo ruso

Turistas rusos en el aeropuerto de Sharm el-Sheij, se preparan para partir de Egipto.

Turistas rusos en el aeropuerto de Sharm el-Sheij, se preparan para partir de Egipto.

AP
Uno de los destinos vacacionales más populares entre los rusos, Egipto, se encuentra ahora paralizado. El sector turístico ruso podría perder más de 50 millones de dólares y los expertos prevén una nueva oleada de quiebras.

El 6 de noviembre Rusia suspendió temporalmente la conexión aérea con Egipto. Además, el gobierno tomó la decisión de repatriar a los turistas rusos que aún se encuentran en Egipto y sus equipajes. Los turistas regresarán con las aerolíneas que les trasladaron a Egipto, mientras que sus equipajes se enviarán a bordo de los aviones del Ministerio de Situaciones de Emergencia.

Egipto es uno de los destinos más populares entre los rusos, según informa Rosturism. En 2014, cerca del 30 % de los viajes turísticos organizados desde Rusia (unos 3 millones) tenían este país como destino, asegura el vicepresidente de la Asociación de Turoperadores de Rusia (ATOR, por sus siglas en ruso), Dmitri Gorin.

Millones de dólares en pérdidas

Según los cálculos realizados por el gobierno ruso, en este momento hay en Egipto 80.000 turistas del país eslavo.

Los turoperadores afirman que ya están perdiendo dinero con los vuelos que se envían vacíos a Egipto para recoger a los turistas. “Por cada asiento vacío se pierde la mitad del precio del billete”, señalan Anna Podgornaia de Pegás Turistik y el presidente de Natalie Tours, Vladímir Vorobiov. Es decir, con un precio medio por billete de ida y vuelta de 250 dólares, los turoperadores afrontan unas pérdidas de cerca de 10 millones de dólares.

A esto hay que añadir las pérdidas correspondientes a los vuelos que no se efectuarán. La ATOR estima que, hasta Año Nuevo, se han vendido unos 70.000 paquetes turísticos. Teniendo en cuenta que el precio medio por paquete asciende a 800 dólares, el sector se enfrenta como mínimo a unas pérdidas de 56 millones de dólares.

Tras el inicio de la primavera árabe en enero de 2011, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso recomendó a sus ciudadanos no viajar a Egipto y suspendió los vuelos a este país durante dos meses. Entonces el sector turístico experimentó unas pérdidas de más de 200 millones de dólares.

Entre las posibles pérdidas se cuentan los anticipos pagados a los hoteles egipcios. “Tras la quiebra colectiva que sufrieron los turoperadores rusos el año pasado, prácticamente todos los hoteles exigen estos anticipos”, afirma Podgornaia. Ahora, los turoperadores tendrán que volver a negociar con sus socios locales, garantizando la misma ocupación cuando se restaure el tráfico aéreo.

Para un turoperador, la anulación masiva de viajes al destino más demandado puede llevar directamente a la quiebra, opina la secretaria de prensa de la Unión Rusa de la Industria Turística (RST, por sus siglas en ruso), Irina Tiurina. La única salida para los turoperadores es ofrecer un cambio de destino o retrasar el viaje.

Entre los destinos alternativos se encuentran Turquía, Chipre y países asiáticos como Tailandia. Entre el 20 % y el 30 % de los clientes aceptan el cambio de destino, según anunció el sábado el vice primer ministro Arkadi Dvorkovich.

Aparte del cambio de destino, los turoperadores también proponen a sus clientes entregar en depósito el importe que ya han pagado, retrasar sus vacaciones y reservar otro viaje en diciembre o tras el Año Nuevo (si la nueva reserva es más cara tendrían que pagar la diferencia, si es más barata el operador se la devuelve).

De momento no se sabe durante cuánto tiempo estará cerrado el tráfico aéreo a Egipto. Dvorkovich habló el sábado de varias semanas, hasta que finalice la auditoría y se fijen nuevas medidas de seguridad. El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, ordenó el 8 de noviembre la elaboración de un programa de apoyo a los turoperadores.

Consecuencias para el turismo español

José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur explicó a Sputnik, aunque "no es deseable apoyarse en las desgracias ajenas y los problemas geopolíticos asociados al reciente incidente en Egipto, es más que probable que a medida que (...) España reciba una parte significativa de los flujos turísticos que puedan dejar de ir a Egipto y algún otro país del Norte de África". Tras varios años de un gran aumento del número de turistas rusos, a causa de la devalución del rublo y la situación geopolítica las visistas de rusos a España cayó alrededor del 30% en 2015.

Este texto se ha redactado a partir de materiales de RBC Daily, Védomosti y Kommersant.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies