¿Amenaza a Rusia el envejecimiento de la población?

Alekséi Iorsh
Actualmente la generación nacida en los años 1990, que es poco numerosa, está entrando en el mercado laboral ruso. Al mismo tiempo, la gran cantidad de personas nacidas en los años 1950 ha llegado a la edad de jubilación. Es muy probable que esto implique que después de 2035 la cantidad de trabajadores por los que el empleador paga la cotización destinada a la jubilación sea inferior a la cantidad de pensionistas lo que aumentará de forma considerable la carga sobre el sistema de pensiones. En estas condiciones, el uso eficaz del potencial de las generaciones mayores es una cuestión importante.

El envejecimiento de la población es uno de los principales peligros para la economía rusa, según los expertos del Banco Mundial. El envejecimiento de la población crea desafíos globales para el desarrollo económico tanto de los países desarrollados como de los países en vías de desarrollo y este problema también afecta a Rusia.

El análisis de los datos oficiales muestra un incremento considerable de la ocupación de la población a partir del año 2000 tanto entre los hombres (en un 6,7%) como entre las mujeres (en un 6,1%). Al mismo tiempo el nivel de ocupación ha aumentado en primer lugar a costa de la gente mayor de 55 años.

Hay varios factores que determinan la salida de las personas de edad avanzada del mercado laboral. En primer lugar, el estado de la salud y el cansancio físico general. Las personas mayores con una salud delicada quedan como atrapados: de un lado no pueden trabajar de forma productiva y del otro, la falta de un sueldo decente no les permite invertir en su salud. A su vez el empeoramiento de la salud a menudo comporta que tengan que salir del mercado laboral.

En estas circunstancias el desarrollo de unas formas más flexibles de ocupación contribuirá a un uso más efectivo de las habilidades profesionales de los trabajadores mayores en el mercado.

Otro factor que obstaculiza la ocupación de los personas de edad avanzada es la necesidad de cuidar a los nietos, lo que también les obliga a retirarse. Por eso es importante crear las condiciones para desarrollar un mercado independiente del Estado, que proporcione servicios para ocuparse de los niños. Además, la gente en edad de jubilación y de prejubilación puede, y está dispuesta, a formarse para aprender nuevas profesiones si hay una demanda apropiada que lo exija.

Al mismo tiempo, los datos de la investigación entre los empleadores muestran que los trabajadores en edad avanzada realizan menos cursos de formación para elevar su calificación entre los trabajadores. Por ejemplo, los empleadores tienden a pensar que no vale la pena aumentar la efectividad laboral de los trabajadores en edad avanzada y a menudo trasladan esa responsabilidad al Estado. Es más, los empleadores están interesados en que los trabajadores mayores no lleven a cabo iniciativas que estimulen su continuidad laboral. Además, tras alcanzar la edad de jubilación mucha gente se encuentra a menudo con que el empleador les obliga a jubilarse.

En general, no es posible atenuar las consecuencias negativas del envejecimiento de la población sin una política de Estado bien pensada.

En particular, en Rusia, como en todo el mundo, es necesario ocuparse continuamente de la educación de los trabajadores durante toda la vida. De hecho se trata de aumentar la accesibilidad y calidad de los servicios ede formación continua para todos los habitantes del país. Además, la formación de los futuros jubilados tiene que realizarse simultáneamente con medidas para evitar su discriminación en el mercado laboral.

Elena Grishina, directora del laboratorio de investigación del sistema de pensiones y de previsión de la esfera social del Instituto de análisis social y de predicción, de la Academia Rusa de Economía y Servicio Estatal.

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies