Los BRICS, un prototipo del futuro orden mundial

Fuente: Ria Novosti

Fuente: Ria Novosti

Rusia prepara la cumbre de los BRICS que se celebrará a principios de julio en la ciudad de Ufá. Se debatirá, entre otras cosas, sobre el futuro de esta alianza. Expertos rusos explican por qué este ‘club de intereses’ está empezando a desempeñar un importante papel en los planes de política exterior de Moscú.

El pasado 1 de abril Rusia asumió la presidencia temporal del grupo. "Estará orientada al uso máximamente eficaz del potencial de los cinco para reforzar la seguridad y estabilidad en el mundo", adelantó Putin en un comunicado oficial. La cumbre de los BRICS se celebrará los próximos 9 y 10 de julio en Ufá, Bashkiria.

El bloque de los BRIC (más tarde los BRICS), que nació como una alianza formal entre países en vías de desarrollo con gran atractivo para los inversores occidentales, se ha convertido en un club de Estados a los que no solo les unen criterios económicos, sino también una postura común en relación con la política exterior.

Uno de los principales factores que ha reafirmado esta alianza ha sido la sensación de “falta de representación en las organizaciones internacionales preferentemente occidentales”, opina el vicedirector de la facultad de Economía y Política Internacional de la Escuela Superior de Economía de Moscú, Dmitri Suslov.

El principal objetivo de esta alianza es lograr una transición hacia un mundo multipolar en el que prevalezcan los derechos humanos. De acuerdo con el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, “los BRICS son la materialización de la diplomacia en red en el mejor de los sentidos” y su actividad no se basa en los dictados de un único Estado, sino en la búsqueda de consenso.

Por otra parte, la intención de los BRICS no es tanto crear unas herramientas de gestión global alternativas como fortalecer las que ya existen, según aclara Dmitri Suslov. “Ya que Occidente no desea compartir su posición dominante y la utiliza con fines políticos (cómo muestran las sanciones impuestas a Rusia), los BRICS han comenzado a crear una serie de instituciones internacionales paralelas. No me refiero, por ejemplo, a sustituir el Banco Mundial por el Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, sino de vincular entre sí estos elementos fundamentales del gobierno global”, continúa el experto.

“En su trayecto hacia la consecución de sus objetivos, los BRICS no confluirán en una organización plenamente centralizada”, opina el profesor del departamento de procesos históricos internacionales de la MGIMO, Serguéi Veselovski. “De momento, ningún país de la alianza está preparado para asumir el liderazgo económico y político del grupo”, aclara. El bloque tampoco avanzará hacia una integración horizontal al estilo de la Unión Europea.

“Los BRICS no podrán integrarse por muchas de razones. Empezando por el hecho de que los países miembros se encuentran a una gran distancia unos de otros y acabando por la sensibilidad que todos ellos comparten con respecto a la soberanía nacional y a la libertad de actuación”, aclara el redactor jefe de la revista Rusia en la Política Internacional, Fiódor Lukiánov.

Para qué necesita Rusia a los BRICS

Debido al potencial de los BRICS —en el territorio de los cinco países miembros vive el 40 % de la población mundial, mientras que su PIB representa más del 20 % del PIB mundial—, Rusia se toma muy en serio su participación en la alianza. Es más, Moscú tiene una gran importancia dentro del bloque.

“Aunque la economía de Rusia no la más próspera, el país eslavo contribuye a la unidad del grupo. En primer lugar, es el único país miembro que mantiene una relación amigable con todos los demás”, comenta Dmitri Suslov. En segundo lugar, es el único país miembro que se plantea la implementación de un nuevo sistema de orden.

Ante las nuevas discrepancias con Occidente, los BRICS han adquirido una gran importancia para Moscú, puesto que esta alianza podría servir de herramienta para reformar el sistema mundial al completo y no solo su componente económico. Es por esta razón que Rusia ha comenzado a debatir cuestiones como la seguridad dentro de los BRICS y que sus socios, preocupados por la creciente inestabilidad en el mundo, han apoyado esta iniciativa.

De acuerdo con la representante de Sudáfrica, Shisana Olive, un grupo de expertos de los cinco países ha fijado cinco ámbitos de actividad para los BRICS: la economía, la seguridad, la justicia social y la calidad de vida, la administración pública y la innovación. Según sus palabras, “los BRICS constituyen una herramienta fundamental que ofrecerá al mundo una alternativa a la gestión global”.

Lea más: Rusia apuesta por reforzar la cooperación militar con los BRICS>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.