Las amenazas para la estabilidad global en 2015

Los autores del informe “Amenazas internacionales 2015”, el director de la agencia Política Externa, Andréi Sushentsov, y el profesor del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, Andréi Bezrúkov, opinan sobre los peligros que podrían acechar al mundo hasta finales de 2015.

 

Dibujado por Dmitri Divin

Política Exterior es un grupo de investigación de Moscú que analiza temas de relaciones internacionales. Se fundó en 2014 y está formado por graduados de MGIMO y miembros del Ministerio de Asuntos de Rusia.

Ucrania

Sushentsov: El actual gobierno de Kiev está haciendo todo lo que puede para que los llamados 'logros de la revolución' sean logros efímeros. Si trabajara pensando a largo plazo, intentaría consolidar la población, crear aunque fuera una ilusión de gobierno de unidad nacional. Pero todas las acciones del gobierno están destinadas únicamente a sus partidarios.

Andréi Sushentsov, profesor del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO), Es politólogo especializado en EE UU. Es autor de varios libros, entre ellos “La estrategia política de EE UU en los conflictos de Afganistán e Irak en 2000-2010”.

En las regiones del este, del centro y del sur no se aprueban las acciones del gobierno, que incluye la represión contra los representantes del anterior gobierno, hasta de los funcionarios más bajos.  

Se trata de una purga de la élite anterior. Está sucediendo lo mismo que en Irak tras el derrocamiento de Sadam: la expulsión de los baasistas de todos los puestos de gobierno. Como resultado de ello, en este país comenzó una violenta guerra civil.

China

Bezrúkov: Durante los últimos 20 años China, bajo el mandato de Deng Xiaoping intentó no salirse de su plan de política mundial, acumulando fuerza y ocultando sus posibilidades reales.

Andréi Bezrúkov, profesor asociado del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO). Especialista en Planificación Estratégica y coronel de inteligencia retirado. Fue detenido en junio de 2010 en EE UU acusado de traición. Ha recibido la orden "por servicios a la patria” y es asesor del presidente de Rosneft.

Pero ahora ha llegado al poder en la República Popular China una quinta generación de líderes: ¿continuarán estos este mismo plan o comenzará a participar más activamente en la escena internacional bajo su gobierno?  

Si escogen la segunda opción, todos nosotros nos veremos en una nueva situación. La agudización de las disputas con Japón demuestra adónde podría llevar esta política de Pekín. Si sus vecinos contemplan a China como un país que trata de imponer sus propios intereses, India, Japón y EE UU se unirán para hacerle frente. 

Irán

Sushentsov: El hecho de que los EE UU estén negociando con Irán supone un gran paso adelante.

En 2006 corrían rumores sobre un posible bombardeo a Irán. Hace dos años, cuando Israel estudió seriamente la posibilidad de atacar instalaciones nucleares iraníes, los estadounidenses no permitieron que esto ocurriera. Por esta razón, incluso si este proceso de negociaciones fracasa, ambas partes permanecerán en sus posturas actuales, es decir, en la vía de la regulación política, y serán capaces de llegar a algún acuerdo.

Sobre todo porque una guerra en el siglo XXI es un lujo demasiado caro. Por ejemplo, muchos creen que los estadounidenses recibieron una fortuna gracias a su campaña en Irak, pero esto es una ilusión. Las empresas que siguen extrayendo el petróleo en Irak no son estadounidenses. Además, en el país no existen recursos capaces de compensar los costes que supusieron para los EE UU los años de su presencia en Irak.

Bezrúkov: Ahora Irán es un estado en crecimiento con una economía dinámica y un sistema político viable. Es un país de grandes dimensiones para una región que en la actualidad está debilitada, ya que está pasando por una guerra. Los EE UU habrían deseado ocupar una posición de árbitro que, sin participar directamente en las guerras de la región, pudiera influir en el equilibrio de fuerzas. A Washington no le interesa ni el dominio de Irán ni el de su antagonista, Arabia Saudí. Por ello, una situación en la que Estados Unidos e Irán sean enemigos de facto no interesa a nadie. 

AsiaCentral

Sushentsov: Existe el temor de que el cambio de gobierno en una de las repúblicas de Asia Central no se dé en términos pacíficos, como en Turkmenistán, sino por medios violentos, como en Kirguistán. En Corea del Norte podría haber un golpe de Estado. Un cataclismo político en Pyongyang podría agravar la situación e incluso provocar una guerra con Corea del Sur. 

EstadosUnidosyRusia

Bezrúkov: Tanto la situación en Ucrania como la situación en Oriente Próximo favorecen a EE UU. Este país se prepara para la campaña electoral. Esto significa que en su política externa no habrá cambios radicales. Además, existe un consenso sobre las relaciones con Rusia, considerada de forma unánime como un país problemático. El mecanismo diplomático ya se ha puesto en marcha. Cabe esperar una mayor actividad de los aliados de EE UU en las fronteras de Rusia. Evidentemente, esto no permite suponer que el conflicto entre Moscú y Washington vaya a resolverse próximamente.

Lea más:

Las guerras frías entre Rusia y Occidente acaban por enfriarse>>>

¿Qué se puede esperar de las relaciones entre Rusia y EE UU en 2015?>>>

Artículo abreviado y publicado originalmente en ruso en Lenta.ru. 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies