Lógica infernal acerca de la liberación de Auschwitz en Ucrania y Polonia

Dibujado por Konstantín Máler

Dibujado por Konstantín Máler

El Ejército Rojo liberó el campo de exterminio que los nazis construyeron en territorio polaco. Más de un millón de personas fueron asesinadas y el próximo día 27 se celebra el 70 aniversario de la liberación. La semana pasada destacados políticos polacos y ucranianos realizaron unas declaraciones, cuanto menos, polémicas. ¿Qué consecuencias tiene hablar a la ligera así sobre estos eventos?

Apenas tomamos el aliento después de las  impresionantes declaraciones de Yatseniuk  sobre la “invasión de Alemania y Ucrania por parte de la URSS”, cuando el testigo de la carrera de vandalismo histórico pasó a las manos del ministro de Exteriores de Polonia Grzegorz Schetyna.

En cuanto a la cuestión de la invitación de la delegación rusa al aniversario de 70 años de liberación del campo de Auschwitz declaró lo siguiente: “Es mejor decir que fueron los ucranianos quienes liberaron Auschwitz, porque los soldados ucranianos estuvieron allí este día, ellos fueron los que abrieron las puertas del campo, y los que lo liberaron”.

En general ninguno de los dos, Schetyna ni Yatseniuk, carece de lógica infernal y todo cuadra: Rusia atacó a la pacífica Alemania y a la Ucrania independiente. Los ucranianos, que luchaban contra la ocupación soviética, liberaron Auschwitz, y no importa tanto de quién.

Auschwitz-Birkenau fue un complejo formado por diversos campos de concentración y de exterminio. Se levantó en 1939, tras la invasión alemana de Polonia. Fue liberado el 27 de enero de 1945, por el Ejército Rojo. Está situado a unos 43 km al oeste de Cracovia. Se calcula que fueron enviadas cerca de 1,3 millones de personas, de las cuales murieron 1,1 millones. La mayoría eran judíos, pero hubo también polacos y prisioneros de guerra. Bajo la supervisión de Heinrich Himmler, estuvo dirigido por el oficial de las SS Rudolf Höss hasta el verano de 1943. La UNESCO lo declaró como lugar Patrimonio de la Humanidad.

Rusia aporta 700.000 euros para evitar el cierre de Auschwitz

Sabe, parece absolutamente absurdo sólo a primera vista. Si continuamos esta cadena lógica, Rusia no sería la única afectada. Si, como dice, Schetyna, los ucranianos liberaron Auschwitz, ya que fue el Frente Ucraniano, los países Bálticos fueron liberados por los mismos bálticos. Entonces no existió ninguna ocupación de estos países, en la que basaron su concepto de la lucha histórica: ellos mismos se liberaron y luego se ocuparon.

Avancemos más. ¿Quién puso su bandera sobre Reichstag? Melitón Kantaria, Mijaíl Yegórov y Alexéi Berest. Así que toda la responsabilidad de la “ocupación de Alemania”(según Yatseniuk) la debe asumir no solamente Rusia, sino también Georgia y Ucrania, que son las nacionalidades de estos miembros de Ejército Rojo.

¿Qué prosigue? El totalitarismo soviético, represiones, gulag, por los que culpan precisamente a Rusia.
Y, claro, estos servicios especiales soviéticos, tan odiados por el mundo, que usan para espantar a los niños. Señor Schetyna, ¿no quiere responder por Dzerzhinski, que era de origen polaco?

Pero hablemos en serio. No hay nada más aterrador que estos juegos sobre los huesos de la historia, estos macabros bailes. Precisamente así la conciencia nacional se degrada en nacionalismo, y, al final, muta hasta volverse nazismo. Precisamente por estas palabras empieza el proceso de la rápida caída al precipicio de la cuestión nacional. Es muchas veces irreversible, aunque muy placentera.

Es raro tener que escribirlo, pero aún así:

1. Auschwitz fue liberado por las divisiones del Ejército Rojo.

2. Las divisiones del Ejército Rojo no se formaban por razón de nacionalidad.

3. El Primer Frente Ucraniano fue formado el 20 de octubre del 1943 por el cambio de nombre del frente Vorónezh. El Segundo Frente Ucraniano se formó el 20 de octubre de 1943 cuando la Frente de la Estepa cambió de nombre. La nacionalidad ucraniana no existe. Aclaro, aún no existía, porque si no lo hago, qué tendremos que oír al respecto. El Tercer Frente Ucraniano se formó el 20 de octubre de 1943 con el cambio de nombre de la frente de Suroeste. El Cuarto Frente Ucraniano se formó como otro nombre del Frente del Sur.

4. La inexistencia del Primer Frente Ruso y el Séptimo Frente Georgiano no significa que los rusos y los georgianos no participasen en las batallas de la Segunda Guerra Mundial.

5. Los soldados del Ejército Rojo eran personas de diferentes nacionalidades. No dividimos la victoria en la rusa, bielorrusa, armenia, ucraniana, judía, georgiana, tártara, osetia etc. Es, como dice nuestra canción, “una para todos”, porque su precio no fue nada bajo.

6. Nadie tiene derecho a manipular los recuerdos de los soldados del Ejército Rojo aprovechando que su mayoría ya no puede golpearlo en la cara por estas palabras.

María Zajárova, vicedirectora del Departamento de información y prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

Lea más: Diez razones que cambiaron el rumbo de la Segunda Guerra Mundial>>>

Publicado originalmente en ruso en Eco de Moscú.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies