Los primeros pasos del caza de sexta generación

Dibujado por Tatiana Perelíguina

Dibujado por Tatiana Perelíguina

Rusia ha anunciado el comienzo de los trabajos de creación de un caza de sexta generación. Las características generales del avión ya se conocen: un cuerpo a partir de materiales compuestos, alta velocidad, armas de guerra electrónica, aviónica y sistema de propulsión nuevos. Sin embargo, en cuanto a las tareas militares que realizará esta nueva aeronave por ahora hay más preguntas que respuestas.

La semana pasada el director general de la Fundación de Estudios Avanzados, Andréi Grigóriev, informó la prensa durante el foro “Innovaciones abiertas” de que “los técnicos rusos ya han comenzado a trabajar en la creación de un caza de sexta generación. El nuevo modelo estará fabricado con materiales compuestos”.

Los rasgos generales del nuevo proyecto son conocidos, aunque por ahora no se ha desarrollado un diseño unificado para este avión ni se conocen las tareas que desempeñará. El cuerpo del avión estará fabricado a partir de un material compuesto especialmente resistente y ligero. Está previsto que el nuevo caza no sólo alcance una velocidad supersónica, sino también, en determinadas etapas del vuelo, una velocidad hipersónica, por encima del Mach 6-7. 

“Nuestra tarea consiste en crear el diseño para la construcción de un caza de sexta generación. En primer lugar, se están estudiando proyectos relacionados con materiales y motores, explica Andréi Grigóriev, director general de la Fundación de Estudios Avanzados.

No todos los materiales son capaces de soportar el calentamiento que se produce en el fuselaje a estas velocidades, lo cual hace necesario crear un nuevo compuesto que cumpla con todos estos requisitos.

Este avión de sexta generación requerirá un nuevo y potente motor, capaz de funcionar no sólo dentro de la atmósfera sino también en el espacio vacío. No se descarta que una de las tareas de la nueva nave sea salir al espacio abierto y volar alrededor en la órbita terrestre.

Se necesitará también un nuevo sistema de antenas y un sistema radioelectrónico a bordo capaz de funcionar de manera eficaz y constante en todos los modos de vuelo y en todos los ambientes mantener la comunicación con los puntos de control terrestres y aéreos, así como con otras aeronaves. 

Además, el nuevo modelo requerirá un sistema de guerra electrónica destinado no sólo a desactivar los sistemas de comunicación y control de un posible enemigo, sino también a neutralizar los misiles aire-aire o superficie-aire.

¿Contra quién se utilizará el caza de quinta y más tarde de sexta generación? Por el momento no existe una sola respuesta. En la actualidad los trabajos de creación del “caza del futuro” se encuentran en la fase de diseño, sus ingenieros, tanto militares como civiles, deben acordar todavía la imagen unificada de este nuevo avión militar del futuro, así como las tareas y objetivos que desempeñará este, sus armas y su piloto.

Lea más: ¿Por qué el F-35 es un blanco fácil para los rusos SU-30? >>>