¿Qué derechos otorga a los extranjeros la Constitución rusa?

Dibujo de Alexéi Yorsh.

Dibujo de Alexéi Yorsh.

El experto legal Alexánder Briantsev explica las ventajas y los inconvenientes que la Constitución rusa tiene para los extranjeros.

La Constitución de Rusia garantiza los mismos derechos a los ciudadanos rusos como a los extranjeros. Sin embargo, también contiene una importante disposición, que estipula que esta igualdad de derechos se aplicará en todas partes excepto en los casos en los que las leyes federales establezcan otra cosa. Y por lo que respecta a las leyes federales rusas, se pueden encontrar numerosas restricciones que limitan los derechos de los ciudadanos extranjeros en Rusia.

Por ejemplo, los ciudadanos extranjeros no tienen derecho para elegir candidatos a cargos ni en el gobierno local ni en el federal y no pueden ser designados candidatos en unas elecciones ni participar en partidos políticos.

Además, los extranjeros tampoco pueden votar en comicios nacionales, sea en referendos federales o regionales. Sin embargo, estas restricciones no se aplican a una categoría concreta de ciudadanos extranjeros: aquellos que han obtenido permisos de residencia y residen indefinidamente en Rusia. Por tanto, un permiso de residencia y una residencia fija colocará a un extranjero en igualdad de condiciones con los ciudadanos de origen ruso en lo que respecta al derecho al voto. 

La Constitución de la Federación de Rusia se adoptó por referéndum el 12 de diciembre de 1993 y entró en vigor el 25 de diciembre de ese mismo año. Fue aprobada por el 54,5 % de los votantes.

Pero Rusia no es el único país que restringe de un modo similar el derecho de los extranjeros a la participación en la vida política. Las leyes de Gran Bretaña, Alemania, Bélgica y otros estados europeos contienen artículos parecidos. En el caso de Rusia, las restricciones se justifican como una medida para mantener la soberanía, la integridad y la independencia.

Pero las restricciones en el derecho al voto no son las únicas limitaciones para los extranjeros en Rusia. También se les prohíbe la creación de medios de comunicación cuya cobertura alcance más de la mitad de la población del país. Sin embargo, esta restricción no se aplica a que los rusos obtengan información de medios extranjeros que emitan desde otros países, o a través de internet o de cualquier otra fuente pública de información.

Además, existen limitaciones a los extranjeros en el terreno de la agricultura, que pueden ponerse en relación directa con los esfuerzos gubernamentales por apoyar la agricultura nacional y a los productores agrícolas locales. A los extranjeros solo les está permitido tener parcelas agrícolas en alquiler y no pueden poseer tierras junto a las fronteras nacionales, en territorios que están especificados en la ley nacional.

Es más, también se aplica una serie de restricciones a los derechos laborales de los ciudadanos extranjeros. Cuando contratan a un extranjero, los empresarios tienen que realizar una serie de trámites administrativos extra para registrarlo legalmente.

Por ejemplo, el empleador debe obtener un permiso de trabajo para su futuro trabajador extranjero en el modo que prescribe la ley, es decir, previa aprobación de los servicios de inmigración. Una vez concedido el permiso de trabajo, el empleado extranjero solo tendrá derecho a trabajar en la región de Rusia que emitió dicha autorización y únicamente en el puesto de trabajo especificado. Por lo que respecta a viajes de trabajo, el periodo que los extranjeros pueden pasar fuera de la región que emitió su permiso es limitado.

También hay una lista aprobada legalmente de lugares y servicios en los que un extranjero necesita un permiso de admisión especial, en su mayoría instituciones científicas y militares cruciales para la soberanía y capacidad de defensa del país.

 

Por otra parte, los extranjeros tienen derecho a fundar organizaciones comerciales en Rusia y registrarse como autónomos o empresarios, siempre que tengan un permiso de residencia temporal o permanente. Estas disposiciones legales permite a los extranjeros hacer negocios en Rusia al mismo nivel que los ciudadanos rusos.

Para concluir, es claro que Rusia, al igual que otros países, observa en su territorio la igualdad de derechos para todas las personas, independientemente de su nacionalidad. Sin embargo, sí que se reserva la posibilidad de restringir los derechos de los ciudadanos extranjeros allí donde lo crea necesario para proteger la soberanía nacional.

Alexander Briantsev es abogado en el bufete moscovita Levine Bridge.