Con el corazón en un puño

Dibujo de Dan Pototski.

Dibujo de Dan Pototski.

A pesar de la recién aprobada ley antitabaco, los males que amenazan a Rusia no son pocos y la Duma debería hacer algo al respecto.

10. La comida incita a la gente a otros pecados: el alcoholismo, la adicción al tabaco, la pereza.

¿Tendrán suficiente con estas razones? Yo creo que sí. Por lo tanto, propongo que empecemos con la lucha contra la comida en nuestro país. Y quien tiene que asumir el papel del instigador debe ser, por supuesto, la Duma del Estado. Es preciso que se cierren las cafeterías y los restaurantes de la Duma, donde los bajos precios provocan e incitan a los diputados a comer.

 Hay que obligar a los diputados a abstenerse de la comida en el extranjero: esto permitirá ahorrar la valiosísima moneda extranjera, que luego se podría invertir en algo mejor. De todos los programas televisivos, las películas, y los libros ha de ser censurada, cualquier escena de banquete o ágape, excepto en aquellos casos cuando los comensales se presenten en toda su vileza y se destaque lo nocivo que es el hábito de comer.

 La comida en las escuelas y las guarderías ha de ser todo lo insípida posible: así iremos erradicando en los niños la costumbre de comer. Es preciso prohibir que la gente coma en público, pues su ejemplo incita a comer a los demás.

 También es necesario eliminar los vagones-restaurantes – que nos son otra cosa que cámaras de muerte sobre ruedas – y prohibir todos los establecimientos de servicio de alimentos en los aeropuertos. Supongo que las aerolíneas aceptarán alegremente la propuesta de no alimentar a sus pasajeros durante los vuelos.

Los alimentos deberían ser vendidos en bolsas no transparentes, en las que no se especifique el tipo de alimento, sino que sólo venga indicado su valor energético. También es necesario prohibir cualquier tipo de imitaciones de alimentos: juguetes de niños en forma de alimentos, las imágenes en escaparates y restaurantes, etcétera. Las páginas web, donde se presentan libros sobre comida sabrosa y saludable, han de ser bloqueadas.

 ¡Así es como superaremos el vicio!