Nuevos rumores sobre la muerte de Al Baghdadi

Una fuente de la provincia iraquí de Nínive citada por el canal de televisión Al Sumaria informó este martes que el autoproclamado Estado Islámico (Daesh, organización terrorista prohibida en Rusia y otros países) anunció la muerte del "califa", Abu Bakr al Baghdadi.

El iraquí Ibrahim Awwad Ibrahim Ali al Badri al Samarrai, quien cambió su nombre laico por Abu Bakr al Baghdadi fue dado por muerto en múltiples ocasiones sin que los yihadistas confirmarán la información.

La fuente, que pidió el anonimato, dijo que el Estado Islámico llamó a los combatientes a "designar a un sucesor, preservar la estabilidad en los baluartes del califato y no dejarse llevar por la sedición", expresión que muestra los graves problemas internos por los que pasa la organización terrorista.

"Que el fallecimiento de Al Baghdadi se anunciara en un breve comunicado, sin la propaganda utilizada en las esquelas de otros altos rangos de Daesh muertos en los últimos meses, suscita muchas interrogantes, ante todo porque Al Baghdadi era la cúspide de la pirámide", comentó la fuente.

Las filas de Daesh se encuentran convulsionadas por la noticia, según la misma fuente.

Otra fuente reveló a Al Sumaria que en la ciudad de Tal Afar, todavía controlada por Daesh, había empezado una campaña de arrestos que podría presagiar violentos choques entre grupos que rivalizan por la sucesión tras la desaparición de Al Baghdadi.

El Departamento de Defensa de EEUU no pudo confirmar la muerte de Al Baghdadi.

Sebastian Gorka, el asesor adjunto del presidente estadounidense, Donald Trump tampoco corroboró la información difundida.

"Lo verificaremos. Estudiaremos los datos de Inteligencia disponibles y haremos un comunicado cuando tengamos los datos necesarios", dijo citado por Reuters.

El 16 de junio pasado, el Ministerio de Defensa de Rusia informó que un ataque de aviones rusos lanzado en la noche del 27 al 28 de mayo en las inmediaciones de Al Raqa, en Siria, mató a decenas de altos mandos de Daesh, entre los cuales podría estar Al Baghdadi.

El bombardeo costó la vida a unos 30 jefes de rango intermedio y hasta 300 combatientes que formaban parte de su escolta personal.

El blanco del ataque fue una reunión del llamado Consejo Militar del Estado Islámico.

Sin embargo Rusia por ahora no ha confirmado la información de la muerte de Al Baghdadi en el ataque.

LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO CONTINÚA

El vicecanciller ruso Guenadi Gatílov, aseguró a inicios de julio que muerto o no Al Baghdadi, la lucha antiterrorista en Siria continuaría.

La posible muerte de Al Baghdadi, subrayó, "es un aspecto importante pero la lucha antiterrorista no acaba con eso, e independientemente de si fue abatido o no, nuestro objetivo sigue siendo el mismo, erradicar la amenaza terrorista procedente de Siria".

Rusia inició una ofensiva aérea contra los yihadistas en Siria a petición de su presidente, Bashar Asad, en septiembre de 2015 y medio año después retiró el grueso de sus fuerzas al dar por cumplida su misión, aunque mantuvo su presencia militar en la base aérea de Hmeymim y en el puerto de Tartus.

Realizó otro repliegue militar a principios del 2017.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

Según datos de altos cargos de la ONU, entre 300.000 y 400.000 personas perdieron la vida en el conflicto.

Por qué Rusia lucha en Siria

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.