Asad visita la base rusa en Hmeymim

El presidente de Siria, Bashar Asad, realizó una visita a la base aérea rusa de Hmeymim en la gobernación de Latakia, comunicó la agencia Sana.

Se informa que el jefe del Estado Mayor ruso, Valeri Guerásimov, recibió a Asad tras lo cual al presidente sirio se le enseñó el armamento ruso desplegado en la base.

El servicio de prensa de Asad publicó fotos y vídeos de la visita del presidente a la base.

En particular las imágenes muestran a Asad piloteando un caza Su-35.

"El presidente Asad se familiarizó con el caza más modernizado del mundo, el ruso Su-35 desplegado en la base militar Hmeymim", dice la inscripción bajo una de las fotos.

A su vez, el Ministerio de Defensa ruso informó que Asad y Guerásimov abordaron la coordinación en la lucha contra el terrorismo.

"En el marco del trabajo conjunto se debatió la coordinación de las acciones de las tropas gubernamentales apoyadas por la Fuerza Aeroespacial de Rusia en la lucha contra los grupos terroristas internacionales Daesh (autodenominado Estado Islámico) y Frente al Nusra (ambos prohibidos en Rusia)", señala el comunicado.

Aparte de Hmeymim, Rusia actualmente mantiene su presencia militar en el puerto de Tartus en el marco de la operación aérea lanzada en septiembre de 2015 a solicitud de Damasco, para detener el avance de los grupos yihadistas.

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció en marzo de 2016 la retirada del grueso de las fuerzas desplegadas en Siria.

Otro repliegue del contingente ruso se realizó en enero de 2017.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado que ha dejado entre 300.000 y 400.000 muertos, según datos de la ONU.

Las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas, entre ellas Daesh y el Frente al Nusra. 

¿Por qué Rusia lucha en Siria?