Rusia alarmada por el avance de Daesh en Afganistán

 El ministro de Defensa de Rusia, general de Ejército Serguéi Shoigú, calificó de alarmante que el grupo yihadista de Daesh (autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países) se afiance en Afganistán donde cuenta con unos 3.500 combatientes.

"Una preocupación especial la provoca el refuerzo de las posiciones de los yihadistas de Daesh en Afganistán, cuyo número en la zona llega a unas 3.500 personas", dijo Shoigú al intervenir en la reunión de los titulares de Defensa de los Estados miembros de la OCS que se celebra en Astaná.

El ministro resaltó que "la estrategia que pone en práctica el grupo para crear un califato islámico amenaza a la seguridad tanto de Afganistán como de los países vecinos".

Asimismo, Shoigú constató el deterioro de la situación en Afganistán.

"Lamentablemente, la operación militar de la coalición internacional encabezada por EEUU no llevó la calma allí", sentenció.

Shoigú aseveró que el Ministerio de Defensa de Rusia "emprende medidas para prevenir que la actividad terrorista se extienda de Afganistán a la región centroasiática".

"Con este objetivo aumentamos disposición de combate de los militares rusos en Tayikistán y Kirguizistán, y los equipamos con armas y maquinaria bélica modernas", indicó.

Agregó que Rusia presta ayuda a las Fuerzas Armadas de los países de Asia Central y recordó que en marzo pasado los militares rusos y tayikos celebraron ejercicios antiterroristas conjuntos.

"Para septiembre están previstos ejercicios similares con la participación de los contingentes militares nacionales de los Estados miembros de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC)", dijo Shoigú.

Afganistán vive una situación de inestabilidad política, social y de seguridad a raíz de los ataques perpetrados por el movimiento islamista Talibán, el grupo terrorista Estado Islámico (Daesh) –ambos proscritos en Rusia– y otras formaciones radicales.

Asia Central: cruce de intereses de China, Rusia y EE UU