El Ejército ruso prevé completar sus arsenales con misiles Iskander en 2020

 Las tropas terrestres rusas planean renovar completamente sus arsenales con los misiles Iskander-M y los lanzacohetes múltiples Tornado-S en 2020, adelantó un alto cargo del Ejército.

"Tenemos previsto completar en 2020 el rearme de nuestro Ejército con los misiles Iskander-M y el sistema múltiple de lanzamiento de cohetes Tornado-S", dijo el teniente general Mijaíl Matveevski, jefe del Mando de Artillería.

Iskander-M es un sistema de misiles tácticos, con un alcance de hasta 500 kilómetros, destinado a derribar misiles, aviones y helicópteros y destruir puestos de mando y de comunicaciones del enemigo.

Rusia desplegó precisamente estos misiles en su flanco oeste para hacer frente a una concentración de tropas de la OTAN cerca de sus fronteras.

El Tornado-S está dotado de cohetes de alta precisión con un alcance de hasta 120 kilómetros.

Su nuevo sistema automatizado de dirección de tiro le permite disparar desde varias baterías y simultáneamente obtener datos sobre los blancos a atacar.

El Ejército recibió en diciembre pasado el primer lote de los lanzacohetes Tornado-S, en total planea adquirir 700 unidades. 

Iskander M, el arma que neutraliza el escudo antimisiles de EE UU