Putin sostiene que Snowden no es un traidor pero desaprueba lo que hizo

El presidente ruso, Vladímir Putin, está convencido de que el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EEUU, Edward Snowden, asilado desde 2013 en Rusia, no es un traidor aunque desaprueba lo que hizo, según declaró en una entrevista con el director de cine estadounidense Oliver Stone.

"Snowden no es un traidor, en absoluto. Él no traicionó los intereses de su país. Tampoco transfirió a otro país alguna información que fuera perniciosa para su pueblo. Todo lo que hace Snowden, lo hace públicamente", aclaró Putin.

Al mismo tiempo, el presidente ruso respondió con un "no" a la pregunta de si está de acuerdo con las acciones de Snowden.

"Pienso que no debía haber hecho lo que hizo. Si no le gustaba en el trabajo, para el cual había sido contratado, debía haber pedido la baja simplemente", comentó el líder ruso.

A juicio de Putin, Snowden "fue más lejos" y "era su derecho".

"Ahora bien, si me preguntan a mí, si es correcta o no esa actuación, mi respuesta es 'no'", concluyó.

Edward Snowden desveló en junio de 2013 la existencia de programas globales de ciberespionaje en EEUU y el Reino Unido.

Poco después, escapó a Hong Kong y de allí a Rusia, que primero le concedió asilo por un año y luego extendió el permiso de residencia hasta 2017 y, hace poco, hasta 2020.

La Justicia estadounidense imputa al filtrador delitos de espionaje, robo y transferencia no autorizada de propiedad gubernamental. Cada cargo presentado podría costarle a Snowden hasta 10 años de prisión.

Una encuesta realizada en enero por el Centro Nacional de Estudios de la Opinión Pública, Vciom, demostró que el 71 por ciento de los rusos (hasta un 89 por ciento entre los que dicen estar familiarizados con el caso) se oponen a la idea de extraditar a Snowden a EEUU para mejorar las relaciones bilaterales.

Edward Snowden, ¿moneda de cambio entre Putin y Trump?