EEUU usa relaciones con Moscú como arma política interna, según Cancillería

Washington ha convertido las relaciones con Moscú en una herramienta de lucha política, aseveró el viceministro de Exteriores de Rusia Serguéi Riabkov.

"Los intentos de determinados círculos de utilizar el factor ruso en el contexto político interno generan especial alarma", aseveró el alto diplomático ruso.

Riabkov señaló que Rusia comprende que "la precisión de las prioridades en materia de política exterior de la nueva administración de EEUU tiene lugar en una situación bastante compleja, en condiciones de una seria presión por parte de sus oponentes".

El vicecanciller ruso expresó su indignación respecto a las calumnias contra el embajador de Rusia en EEUU, Serguéi Kisliak, al señalar que "la difamación contra el jefe de la misión diplomática rusa en Washington no despierta otra cosa que indignación".

"No difundimos ningún detalle respecto tal o cual contacto de trabajo del embajador o cualquier funcionario de la misión diplomática rusa, es un principio al que nos atenemos y continuaremos ateniéndonos", señaló.

Según Riabkov, esto no se debe a que "en esta situación nos sintamos incómodos".

"Comentar el contenido, el carácter, los detalles de los contactos diplomáticos a diversos niveles sería simplemente una violación de los cánones de trabajo en una entidad de relaciones exteriores", aseveró.

Anteriormente el periódico The Washington Post informó que Kushner habría planteado al embajador de Rusia en EEUU, Serguéi Kisliak, la creación de un canal secreto y protegido para las comunicaciones entre Moscú y Washington.

Según funcionarios familiarizados con datos de la inteligencia estadounidense a los que cita el diario, Kushner hizo esa propuesta en un encuentro con Kisliak que tuvo lugar en la Torre Trump el 1 o el 2 de diciembre, a más de un mes y medio de la investidura de su suegro como nuevo presidente de EEUU.

A la reunión también asistió el ya exasesor de Seguridad Nacional de Trump, Michael Flynn, indica el rotativo, al destacar que el diplomático ruso quedó "desconcertado" ante la sugerencia de Kushner de utilizar la embajada o el consulado de Rusia para las comunicaciones secretas entre ambos Gobiernos.

Los medios estadounidenses comunicaron previamente que Kushner es objeto de una investigación del FBI en el marco del caso de los supuestos "vínculos con Rusia".

La existencia de los presuntos lazos Trump-Rusia, de los que no se han presentado prueba alguna, fue desmentida en repetidas ocasiones tanto por el Kremlin como por la Casa Blanca.

La semana pasada, la Cancillería rusa instó además a detener el "torrente de mentiras infundadas" contra el embajador de Rusia en EEUU. 

Trump necesita desesperandamente expertos que sepan sobre Rusia