Detienen en Moscú a cuatro sospechosos de preparar atentados

El servicio de seguridad ruso, FSB, anunció este jueves la detención de cuatro supuestos miembros de un grupo terrorista que planeaban realizar atentados en la red del transporte público de Moscú para después escapar a Siria y unirse a las filas de Daesh, organización proscrita en Rusia y otros países.

"El FSB detuvo el 25 de mayo en Moscú a cuatro miembros de un grupo terrorista, nacionales de Rusia y países de Asia Central, que preparaban atentados con el uso de bombas de fabricación casera en las infraestructuras de transporte de Moscú", dice el comunicado oficial.

La nota señala que las actividades del grupo, que formaba parte del llamado Estado Islámico, eran dirigidas desde Siria.

Después del atentado, los terroristas planeaban incorporarse a las filas de Daesh en el país árabe.

Los registros realizados en los lugares de su residencia permitieron descubrir "un laboratorio para la producción de explosivos, una bomba casera con metralla lista para el uso y componentes para su fabricación, armas de fuego automáticas, municiones, propaganda y vídeos de carácter terrorista y extremista".

Las autoridades están tramitando la apertura de una investigación penal en relación con los detenidos.

Un atentado suicida que se produjo el 3 de abril pasado en el metro de San Petersburgo, en un tren que circulaba entre las estaciones Sennaya Ploschad y Tejnologuicheski Institut, provocó 14 muertos, entre ellos el terrorista, y decenas de heridos.

¿Cómo luchan los servicios secretos rusos contra el Estado Islámico?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.