Moscú pide investigación transparente sobre ataque a la OSCE en Donbass

Rusia llama a llevar a cabo una investigación rápida y transparente de la explosión de un vehículo de la Misión Especial de Observación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Donbass, declaró este martes el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

"Insistiremos en una investigación rápida, imparcial y transparente con la participación de la misión, el Grupo de Contacto y el Centro Conjunto para el Control y la Coordinación", dijo antes de una reunión con el secretario general de la OSCE, Lamberto Zannier.

Lavrov expresó condolencias a la organización y a los países cuyos ciudadanos cayeron víctimas de este incidente trágico.

Un coche en que se desplazaba una patrulla de la OSCE sufrió una explosión el 23 de abril, según la información previa, presumiblemente por a una mina colocada cerca de Prishib, una zona de la provincia de Lugansk que se encuentra bajo el control de las milicias.

La explosión se saldó con un muerto, de nacionalidad estadounidense y dos heridos, con ciudadanía alemana y checa. 

Las medidas para garantizar la seguridad de los observadores de la OSCE en el este de Ucrania deben ser reforzadas, declaró el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

"Estamos convencidos de que se deben reforzar las medidas para garantizar una seguridad apropiada a las misiones , dijo tras reunirse con el secretario general de la OSCE, Lamberto Zannier.

Para ello, según Lavrov, "es necesario intensificar el trabajo en el Grupo de Contacto y en el marco del Centro para la Coordinación y el Control creado a petición del presidente (de Ucrania, Petró) Poroshenko e integrado por militares de Ucrania y Rusia".

Asimismo calificó de "acción cínica" la explosión del vehículo de los observadores de la OSCE.

Ucrania mantiene desde abril de 2014 una operación militar en varias áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk donde se proclamaron repúblicas populares en respuesta al violento cambio del Gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

Según datos de la ONU, las hostilidades han provocado más de 10.200 muertos.

La búsqueda de la solución al conflicto corre a cargo del Grupo de Contacto en las reuniones celebradas en la capital bielorrusa, Minsk.

Desde septiembre de 2014 el grupo aprobó tres documentos para la distensión del conflicto, pero tanto el Ejército ucraniano como las milicias de Donbass denuncian violaciones casi diarias.

La guerra vuelve a Donbass