Flotilla del Caspio de la Armada Rusa lleva a cabo inspección sorpresa

Los buques de la Flotilla del Caspio de la Armada rusa salieron a alta mar en el marco de una inspección sorpresa dirigida por el comandante de las fuerzas del Distrito Militar Sur, coronel general Alexandr Dvórnikov, según informó a la prensa el portavoz de la entidad militar, coronel Vadím Astáfiev.

"En el marco de la inspección sorpresa los grupos navales de la Flotilla del Caspio salieron de sus bases y acometieron el cumplimiento de misiones de preparación combativa", explicó el militar.

En los ejercicios participan los buques portamisiles Tatarstan, Dagestan, Grad Sviyazhsk, Uglich, Veliky Ustiug, los buques artillados Volgodonsk, Astrakhan y Makhachkala, barreminas, la lancha antisabotaje P-351 Grachonok, navíos de los servicios hidrográficos y la flota auxiliar.

"Durante la etapa de comprobación inicial las tripulaciones practicaron la puesta en estado de alerta máxima de combate y acciones de preparación urgente de los buques para el combate y la navegación", comentó el coronel.

Tras ello todos los participantes de las maniobras abandonaron las bases y pasaron a las zonas de dispersión, organizaron todos los tipos de vigilancia y defensa de una navegación no protegida con apoyo de la lancha antisabotaje Grachonok.

Poco después, de acuerdo al guion de los ejercicios, los buques de la Flotilla del Caspio simularon librar un combate contra buques enemigos.

"Terminado el combate, las tripulaciones del Grad Sviyazhsk, Volgodonsk, Astrakhan, Makhachkala, Uglich y Veliky Ustiug iniciaron prácticas de tiro con artillería naval contra objetivos que imitaban naves enemigas", apuntó Astáfiev.

Los marineros, además, practicaron técnicas de defensa contra ataques aéreos lanzados en medio de fuertes interferencias radioelectrónicas.

"Después que concluya la inspección, los buques de la Flotilla del Caspio regresarán a sus bases en los puertos de Astraján y Majachkalá", agregó el portavoz del Distrito Militar Sur de Rusia.

Mensaje de Rusia al mundo postsoviético desde el mar Caspio