Declarada amenaza de tsunami en Kamchatka tras terremoto

Tras el terremoto acontecido en el mar de Bering fue declarada amenaza de tsunami en la península de Kamchatka, informó a Sputnik el sector Petropávlovsk-Tsunami de la filial del Servicio Geofísico de la Academia de Ciencias de Rusia en la región.

"Declaramos amenaza de tsunami partiendo de los datos sísmicos, la zona de posible impacto abarca la región de Ust-Kamchatsk y el poblado Nikólskoe de la región de Aleutsk", reportó el representante del servicio.

Según el interlocutor de la agencia "por el momento los oceanólogos no confirman esta amenaza".

Por su parte, la dirección regional del Ministerio de Emergencias de Rusia descartó que existiese peligro de tsunami.

"No existe peligro de tsunami a consecuencia del terremoto", indica el comunicado de la entidad publicado en su página web.

La dirección regional también señala que los grupos operativos de rescatistas y bomberos del cuartel de bomberos de Ust-Kamchtsk están revisando los edificios de la región donde se sintió más fuerte el seísmo.

Los especialistas revisan si existen grietas u otros daños en las edificaciones.

"Según los datos de la estación sísmica de Petropávlovsk, los temblores alcanzaron una magnitud de 6,6, el epicentro del terremoto se ubicó a 40 kilómetros de la costa", aseveró el representante del Ministerio de Emergencias local.

Según el funcionario, "en varios poblados de la región de Ust-Kamchatsk (Ust-Kamchatsk, Kliuchí, Kozírevsk) las sacudidas alcanzaron una fuerza entre los dos y seis grados".

Por el momento no hay víctimas, heridos o daños a consecuencia del seísmo.

Todos los servicios de la infraestructura crítica funcionan con normalidad.

Un terremoto de magnitud 6,7 tuvo lugar este miércoles el Lejano Oriente de Rusia.

Su epicentro se ubicó a una distancia de 85 kilómetros al nordeste del poblado Krutoberégovo de la región de Usk-Kamchatsk y a más de 500 kilómetros de Petropávlovsk-Kamchatsk.

En los poblados cercanos el seísmo se expresó en sacudidas de magnitud 5.

Fuertes terremotos amenazan el extremo oriental de Rusia