Putin resalta la importancia del encuentro de Astaná sobre paz en Siria

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, dijo este lunes que las consultas internacionales sobre Siria en Astaná allanaron el camino para la nueva ronda de negociaciones que se desarrolla estos días en Ginebra.

"Se ha creado (en Astaná) un mecanismo de control sobre el alto el fuego (...) y es la base que ha permitido continuar las negociaciones en Ginebra", afirmó el mandatario ruso al reunirse con su homólogo kazajo, Nursultán Nazarbáev.

Putin agradeció a su interlocutor el papel que desempeñó Kazajistán, "no solo por haber sido organizador y anfitrión del evento, sino también por haber contribuido realmente a que tuviera un resultado positivo".

La capital de Kazajistán, Astaná, acogió en lo que va de año dos encuentros internacionales copatrocinados por Rusia, Irán y Turquía: el primero, a finales de enero, y el segundo a mediados de este mes.

En la conferencia de Astaná, cuyo principal objetivo es consolidar el alto el fuego vigente en Siria desde el 30 de diciembre pasado, Rusia, Irán y Turquía anunciaron la decisión de establecer un mecanismo tripartito para vigilar la observancia de la tregua.

El 23 de febrero, en Ginebra comenzó la cuarta ronda de conversaciones entre Damasco y la oposición siria que busca poner fin al conflicto que desangra al país desde 2011.

La ronda anterior de consultas sirias tuvo lugar del 13 al 27 de abril de 2016.

Rusia, Turquía e Irán afianzan la tregua en Siria