Militar ruso dice que misión del portaaviones en Siria causó revuelo a OTAN

El comandante del portaaviones ruso Admiral Kuznetsov, Serguéi Artamónov, aseguró que los países de la OTAN mostraron gran interés por la travesía del buque a Siria para luchar contra el terrorismo.

"Durante todo el trayecto registramos la presencia de entre 50 y 60 barcos de los países de la OTAN que nos seguían de cerca", dijo Artamónov en una entrevista con el periódico Argumenti i Fakti.

Precisó también que 10 buques de la OTAN escoltaron al portaaviones en el itinerario del mar de Noruega al este del Mediterráneo.

Este grado de atención, confesó, "desconcertaba pero al mismo tiempo nos llenaba de orgullo".

"Sentían nuestro poderío y respetaban a nuestra Armada y nuestra bandera de San Andrés", subrayó.

Respecto a las operaciones de la aviación naval en Siria, indicó que se tenía en cuenta la posibilidad de que los terroristas tuvieran misiles antiaéreos.

Algunos senadores estadounidenses denunciaron durante la presidencia de Barack Obama que el Pentágono podría estar enviando los sistemas antiaéreos Manpad a los "rebeldes moderados", como denominan los países occidentales a los grupos armados ilegales que combaten contra el Gobierno sirio.

"Teníamos en cuenta el mínimo riesgo y por eso evitábamos que nuestros aviones y helicópteros fueran derribados desde tierra", puntualizó Artamónov.

El portaaviones Admiral Kuznetsov regresó a Rusia el 9 de febrero tras dos meses de operaciones en Siria.

Durante ese periodo los pilotos realizaron 420 misiones y destruyeron más de 1.200 objetivos terroristas.

9 cosas que no sabías sobre el portaaviones “Almirante Kuznetsov”