Informe de HRW sobre ataques químicos en Siria minan su prestigio

El informe de la organización no gubernamental de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) sobre el uso de armas químicas por parte de las fuerzas gubernamentales sirias mina el prestigio de esta ONG, afirmó el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general mayor Ígor Konashenkov.

"Tales informes, preparados por aficionados que citan las redes sociales y unos testimonios anónimos por teléfono, afectan el prestigio de Human Rights Watch que ya es dudoso", dijo.

Añadió que si HRW realmente quisiera verificar el uso de armas químicas en Siria, tendría que empezar por el caso de uso de gas mostaza en septiembre de 2016 en la localidad de Marat Um-Hauch por los extremistas.

Un informe de HRW denunció el lunes que las fuerzas gubernamentales sirias usaron armas químicas en ocho ocasiones en los distritos de Alepo controlados por la oposición.

Los datos de HRW se basan en las entrevistas personales y telefónicas de testigos, en videos y mensajes de las redes sociales.

El HRW llamó el Consejo de Seguridad a implementar sanciones contra el mando del Ejército, e instó los Estados participantes de la Convención sobre Armas Químicas a "tomar medidas para responder a persistente violación por Siria de las estipulaciones básicas de la Convención".

Llamó también el Gobierno de Siria a "terminar inmediatamente el uso de las sustancias químicas como armas y cooperar en todo en la investigación de la ONU".

El presidente de Siria, Bashar Asad, afirmó en entrevista con la cadena japonesa TBS a mediados de enero que el Gobierno sirio no utilizó armas de destrucción masiva, ni siquiera las químicas, contra su propio pueblo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.