Rusia tacha de amenaza el despliegue de la OTAN junto a sus fronteras

 El viceministro ruso Exteriores, Alexéi Meshkov, advirtió que la OTAN amenaza la seguridad del país al continuar el despliegue de tropas y material bélico en la región báltica.

Más temprano el Ministerio lituano de Defensa anunció la llegada al país de un centenar de vehículos de combate y más de 450 militares alemanes que integran el batallón internacional de la OTAN.

"Ese despliegue (militar) constituye una amenaza para Rusia", dijo Meshkov a Sputnik.

El diplomático señaló que es la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial que los soldados alemanes se encuentran cerca de las fronteras rusas.

Meshkov rechazó también el emplazamiento de 3.500 soldados y 2.500 tanques de la OTAN en Polonia en enero pasado.

Denunció además que EEUU traslada helicópteros de combate a Europa por primera vez desde el final de la guerra fría.

A finales de marzo el Pentágono prevé enviar a Alemania medio centenar de helicópteros de ataque, diez de transporte militar y casi 2.000 soldados.

"¿Quién dijo que en esto termina (el avance de la OTAN)?", se preguntó.

También alertó que el bloque bélico entrena a miles de militares en los países fronterizos con Rusia que en el futuro podrían ser movilizados.

El diplomático recalcó que Rusia responderá al avance de la OTAN en este de Europa para proteger a sus ciudadanos.

"Rusia reiteró en varias ocasiones que la seguridad de sus ciudadanos está garantizada", subrayó.

En julio de 2016, la OTAN aprobó un incremento sin precedentes de su presencia militar en el este de Europa que incluye el despliegue de cuatro batallones multinacionales en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia.

Paralelamente, la Alianza sigue adelante con el emplazamiento del escudo antimisiles estadounidense en Europa.

En mayo de 2016, puso en marcha el sistema Aegis Ashore en la base rumana de Deveselu, a unos 600 kilómetros al oeste de la península rusa de Crimea.

Esta base de interceptores es parte de la arquitectura de defensa frente a misiles balísticos que ya incluye cuatro buques destructores de EEUU emplazados en la base de Rota, sur de España, y un radar en Turquía, y en el futuro integrará también un puesto de radares y antimisiles en Redzikowo, Polonia.

La respuesta de Rusia a la actividad de la OTAN junto a sus fronteras