Moscú, preocupado por ataques ucranianos contra periodistas en Donbass

 Moscú expresa su preocupación por los ataques ucranianos contra periodistas en el este del país eslavo que constituyen una violación directa del derecho internacional, declaró la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova.

"Estamos profundamente preocupados por la seguridad de los periodistas en esa región", dijo Zajárova.

Moscú "califica este incidente como una grave violación de las normas y los estándares del derecho humanitario internacional", indicó.

El martes pasado se informó que durante los bombardeos en la ciudad ucraniana de Donetsk varios periodistas se vieron bajo fuego y algunos de ellos resultaron heridos.

En particular se encontraron bajo fuego varios periodistas de la agencia de noticias de Donetsk, las cadenas rusas de televisión RT, NTV y Life News, la agencia de noticias azerbaiyana Anna News y la agencia rusa Riafan.

El cámara de la cadena Life News y el corresponsal de la agencia de noticias de Donetsk resultaron heridos en las piernas.

Este viernes el centro de prensa de la operación militar ucraniana en Donbás comunicó que el fotógrafo británico Christopher Nunn fue hospitalizado en Ucrania tras resultar herido en un ojo en la localidad de Avdéevka.

Las milicias de Donbass y las fuerzas ucranianas se acusaron en los últimos días de provocar una escalada del conflicto con un fuerte incremento del intercambio de disparos en varias áreas, en particular en Avdéevka.

En esta localidad de la periferia de Donetsk, controlada por militares ucranianos,  las autoridades de Kiev declararon el estado de emergencia por bombardeos y cortes de suministros básicos.

La misión de la OSCE en Ucrania también informó del agravamiento de la situación en Yasinovátaya, bajo control de las milicias.

Ucrania sostiene desde abril de 2014 una operación militar en varias áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk donde se proclamaron repúblicas populares en respuesta al violento cambio de régimen ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 10.000 muertos y más de 22.700 heridos. 

Lea más: Andréi Stenin: fotógrafo de la guerra, asesinado en Ucrania