Avión ruso asiste a región chilena de O'Higgins en emergencia incendiaria

Ilyushin Il-76.

Ilyushin Il-76.

AP

La aeronave antiincendios rusa, Ilyushin Il-76, repartirá al menos 84.000 litros de agua en la región de O'Higgins, azotada por los incendios forestales que hace más de quince días mantienen en alerta a la zona centro sur de Chile.

En su segunda jornada, que inició a las 13.30 hora local (16.30 GMT) desde el aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago en dirección al sur del país, la nave sobrevoló la comuna de Navidad (O'Higgins), luego de que resurgiera el fuego en estos terrenos, "dejando unas 16 viviendas quemadas", señaló en rueda de prensa su alcalde, Horacio Maldonado.

"El Luchín", como lo apodaron los chilenos, estaba preparado para asentarse en la región de La Araucanía en un principio, pero debido a problemas técnicos ha tenido que volver a Santiago a realizar sus labores de carga de combustible y agua.

Lo anterior, se debió a que las salidas de agua chilenas no son compatibles con las que posee la nave rusa, lo que requirió de un adaptador específico, que fue construido en un tiempo récord de cinco horas por la empresa local Palfer, que se dedica a importar equipos contra incendios.

Según explicó el Cuerpo de Bomberos, esta válvula denominada "copla" permitiría llenar en unos cinco minutos los dos estanques del Il-76, asegurando una menor demora y más rápida salida del avión para el combate de las llamas.

Se espera que el Ilyushin Il-76 concrete al menos dos vuelos en las localidades del sur del país, evacuando en sus pasadas unos 84.000 litros de agua en total.

De acuerdo al ofrecimiento del Gobierno de Vladímir Putin, el avión permanecerá en el país sudamericano "por tiempo indefinido", sumándose al trabajo de extinción iniciado hace cinco días por el estadounidense SuperTanker, que volvió a despegar luego de dos días en mantención preventiva.

Hasta el momento, se encuentran activos en Chile 119 incendios forestales, que han quemado casi 6.000 hectáreas de vegetación y destruido 1.025 viviendas.

La presidenta Michelle Bachelet afirmó que se mantienen las condiciones de gravedad de los incendios, pero el aumento de la capacidad humana y técnica ha permitido aumentar el control de los fuegos y debilitar su expansión.

Anteriormente, Michelle Bachelet agradeció en su cuenta de Twitter el envío del avión ruso.

Lea más: El avión presidencial que se convertirá en cisterna