La CEI califica de libres y democráticas las presidenciales en Uzbekistán

Las elecciones presidenciales en Uzbekistán fueron libres y democráticas, declaró este lunes el jefe de la misión de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) en los comicios, Serguéi Lébedev.

"Ya se puede resumir que las elecciones fueron abiertas, democráticas y, lo más importante, que aseguraron el derecho de los ciudadanos de Uzbekistán a la libre expresión de la voluntad", dijo a RIA Novosti.

Añadió que en general los observadores de la CEI tienen una impresión positiva y "no se detectaron irregularidades graves" durante la votación.

A su vez, el jefe de la misión de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), Rashid Alímov, declaró que los comicios correspondieron a las normas internacionales y subrayó "el profesionalismo de empleados de colegios electorales y la participación activa de los ciudadanos".

Las elecciones presidenciales en Uzbekistán se celebraron este domingo. La participación supera con creces el mínimo del 33 por ciento que se requiere para que las elecciones se declaren válidas.

Los comicios transcurrieron sin incidentes y fueron seguidos por más de medio millar de observadores de 44 países y diferentes organismos internacionales, incluidos 73 observadores de ocho países de la CEI.

Unos 21,4 millones de uzbekos fueron llamados a las urnas para elegir al sustituto de Islam Karímov, el presidente que falleció en septiembre pasado tras gobernar el país desde 1991. 

De los cuatro candidatos que se presentaron a las urnas se perfilaba como favorito el mandatario interino Shavkat Mirziyoyev, del Partido Liberal Democrático.

Los otros tres pretendientes eran el vicepresidente de la Cámara Baja del Parlamento, Sarvar Otamurádov, promovido por el partido Milliy Tiklanish (Renacimiento nacional); Narimón Umárov, líder del partido social-demócrata Adolat (Justicia); y Jotamzhón Ketmónov, presidente del Partido Popular-Demócrata.

Lea más

Putin rinde homenaje al fallecido líder uzbeko >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies