Rusia acusa a los yihadistas de ejecutar a 14 funcionarios sirios en Alepo

Rusia acusó a los grupos yihadistas de ejecutar a 14 funcionarios sirios en Alepo que alentaban a la población civil a aprovechar la pausa humanitaria declarada por las autoridades sirias y por Rusia para abandonar la ciudad.

"Los guerrilleros del grupo Ahrar al Sham (El Movimiento Islámico de los Libres del Sham) ejecutaron públicamente a 24 funcionarios locales del este de Alepo", informó el Centro de Reconciliación en Siria situado en la base rusa de Latakia.

Esos funcionarios habían alentado no sólo a los civiles, sino también al los miembros de la oposición a armada a dirigirse a los corredores humanitarios habilitados por rusos y sirios.

Además, tres oficiales rusos resultaron heridos leves en un ataque perpetrado por los yihadistas contra dichos corredores abiertos desde las 08:00 de la mañana de ayer.

"Su vida no corre peligro", añadió la fuente.

Según el Ejército ruso, en lo que va de pausa humanitaria ocho combatientes herios abandonaron la segunda ciudad siria para ser atendidos y alimentados, tras lo que fueron trasladados en autobús a zonas bajo control de la oposición armada.

Mientras, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, acusó a los yihadistas de obstruir la salida de los civiles y combatientes de Alepo, en conversación telefónica con el secretario de Estadio norteamericano, John Kerry, según informó la Cancillería.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó prolongar la pausa humanitaria en la ciudad siria de Alepo durante 24 horas, anunció hoy Serguéi Shoigú, ministro de Defensa ruso.

Shoigú destacó que la decisión de prolongar la "pausa humanitaria" cuenta con el apoyo del régimen de Bachar al Asad, con cuyo líder el jefe del Kremlin mantuvo ayer una conversación telefónica.

En la reunión que mantuvieron anoche en Berlín, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, exigieron a Putin que cesara los bombardeos sobre Alepo, que tacharon de crímenes de guerra.

"Somos países que combatimos con determinación el terrorismo, pero eso no legitima que mueran por esa causa 300.000 personas", subrayó Merkel.

El Kremlin advirtió ayer de que prolongar la pausa sería "muy problemático" si los yihadistas aprovechan el cese de los bombardeos rusos y sirios para reagruparse, reforzar sus posiciones y recibir refuerzos.

"Putin destacó la necesidad de cooperar (...) para una separación real y no de palabra de la oposición moderada de los grupos terroristas", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

Lea más

Los intereses y la geopolítica complican el rompecabezas sirio >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies