Rusia sigue a más de 220 terroristas suicidas en potencia

Rusia mantiene el control operativo sobre más de 220 personas consideradas como susceptibles de convertirse en terroristas suicidas, informó hoy Alexandr Bórtnikov, director del Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB, antiguo KGB).

Los servicios de inteligencia rusos trabajan de forma sistemática en la identificación de radicales que tratan de reclutar a terroristas suicidas y organizar atentados con su participación, dijo Bórtnikov en una reunión de seguridad presidida por el mandatario ruso, Vladímir Putin.

"El aura de mártires por la fe que se crea alrededor de los suicidas logra su objetivo, a tenor del creciente número de atentados perpetrados" por este tipo de terrorista, advirtió el jefe del FSB.

Los ciudadanos rusos y de los países vecinos del Asia Central que participan en los conflictos armados en Siria, Irak y Afganistán integrados en las milicias yihadistas representan el mayor peligro para la seguridad del país, según los servicios de inteligencia de Rusia.

"El peligro de un estallido de la actividad terrorista como consecuencia de la vuelta masiva de guerrilleros es uno de los problemas más acuciantes para Rusia, al igual que para la mayoría de los países de todo el mundo", subrayó Bórtnikov.

Estos combatientes, agregó, reclutan nuevos seguidores para el yihadismo al volver a sus países de origen.

"En 2015, hemos identificado a más 2.900 personas sospechosas de participar en actividades terroristas en los citados países", recalcó el director del FSB.

Lea más

¿Cómo luchan los servicios secretos rusos contra el Estado Islámico? >>>

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies