Diversas reacciones en Rusia por carta de presidente turco

La presidenta del Consejo de la Federación (Senado de Rusia), Valentina Matvienko, afirmó hoy que las disculpas del mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, aunque tardías, pueden ser la base de un restablecimiento gradual de los nexos bilaterales.

Matvienko calificó de "tardía" la carta de Erdogan a su par ruso, Vladimir Putin, en la que expresa arrepentimiento siete meses después del derribo en Siria de un avión Su-34 de las Fuerzas Aeroespaciales del Kremlin que cumplía misiones antiterroristas.

Lea más: Erdogán se disculpa ante Putin por la muerte del piloto ruso, según Kremlin

Sin embargo, la titular del senado consideró que era mejor la llegada de ese misiva tarde que nunca.

Por su parte, Konstantin Kosachov, titular del Comité de Asuntos Internacionales del Senado, consideró que Moscú además de las disculpas debe esperar el arrepentimiento de Ankara respecto a sus enfoques en torno a Siria e Iraq.

Las discrepancias entre Rusia y Turquía son profundamente significativas y tienen un carácter más sistémico que la tragedia reciente, lo cual naturalmente nos afectó, dijo.

Según Kosachov, en el fondo de estas discrepancias subyacen factores que tienen que ver con los conflictos originados en Siria e Iraq.

Queremos esperar una revisión si se quiere de enfoques porque las posiciones que siguieron las autoridades turcas en los últimos tiempos condujeron no solo al empeoramiento de las relaciones con Rusia, sino a una degradación de esos conflictos por su mediación directa respecto a las estructuras terroristas, opinó el legislador.

Por eso, advirtió, junto con palabras de lamentación y disculpa reflejadas en la carta se requieren acciones que ratifiquen esos cambios en los enfoques de las autoridades turcas.

Explicó el legislador que la carta de Erdogan tiene dos tesis fundamentales en las cuales ha insistido Rusia.

Aunque en el texto no lo expresa públicamente, señaló, primero se dirigió directamente a Vladmir Putin, y en segundo lugar, ratifica que la línea por la cual optó Moscú hacia esa zona del mundo ha sido ciento por ciento correcta y adecuada, interpretó Kosachov.

De otro lado, Alexandr Shojin, presidente de la Unión de Industriales y Empresarios de Rusia, dijo que no espera un drástico mejoramiento de las relaciones, "será un proceso paso a paso con un acercamiento mutuo para solucionar diversos temas".

Según el experto, podría ocurrir en un bienio y debe incluir acciones como la derogación del embargo ruso a las mercaderías turcas, después el levantamiento del veto al empresariado de ese país en Rusia.

Aclaró, empero, que el restablecimiento del flujo turístico hacia Turquía encuentra como obstáculo el alto nivel de peligro terrorista en ese país.

También en la esfera económica, el titular de la Unión Nacional de Frutas y Verduras, Serguéi Koroliov, expresó desacuerdo con un pronto retorno de estas mercaderías al mercado ruso desde Turquía e insistió en la necesidad de hacer todo lo posible para que en Rusia dominen los productos nacionales y no los extranjeros.

Tras el derribo del avión Su-34 y la muerte de dos militares rusos como resultado de esa provocación, el Kremlin reiteró tres condiciones para normalizar las relaciones: disculpas oficiales por parte de Ankara, castigo a los culpables y el pago de una indemnización por el daño causado.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies