Rusia y Alemania buscarán documentar destinos de prisioneros de guerra

Alemania y Rusia intensificarán los trabajos para documentar los destinos de los soldados que fueron hechos prisioneros durante la II Guerra Mundial para, según un comunicado conjunto de los ministros de Exteriores de los dos países, "devolverle su nombre a cada uno de ellos".

En la declaración, que firman el ministro alemán, Frank-Walter Steinmeier, y su homólogo ruso, Serguei Lavrov, se recuerda que durante al guerra más de 5,7 millones de soldados soviéticos fueron hechos prisioneros por la Alemania nazi.

"En la Alemania nacionalsocialista eso significó para muchos ciudadanos de la extinta Unión Soviética miseria y muerte. Más de tres millones de personas murieron en campos de prisioneros de guerra en Alemania", dice la declaración difundida con motivo de los 75 años del comienzo de la invasión alemana a la Unión Soviética.

Del lado alemán, entre 1941 y 1945, 3,15 millones de soldados fueron hechos prisioneros por el ejército soviético y 1,11 millones murieron en cautividad.

"A la vista de esa difícil historia común, el mantenimiento de la memoria del horror de la guerra es parte esencial de una auténtica reconciliación entre Rusia y Alemania", dicen los ministros.

"Por ello queremos hoy, cuando recordamos la invasión de la Alemania nazi a la Unión Soviética, hacer pública nuestra decisión común de devolverles su nombre a aquellos prisioneros alemanes y soviéticos cuyo destino personal todavía no está documentado y así hacer posible que la posteridad los recuerde", agregan.

Ya entre 2000 y 2014 hubo un proyecto conjunto en el que se logró documentar los datos personales de cerca de un millón de prisioneros soviéticos y de 2,2 millones de prisioneros alemanes.

"Conscientes de nuestra responsabilidad histórica, queremos llenar los vacíos que quedan y proseguir los trabajos de investigación en un nuevo proyecto común", dice la declaración.

La intención es localizar el material de archivo existente, organizarlo sistemáticamente y hacerlo accesible para que los destinos individuales de los prisioneros puedan averiguarse.

Las informaciones ya recabadas deberán digitalizarse para crear un banco de datos para que los organismos competentes en Rusia y en Alemania puedan responder a preguntas de la población y de los investigadores.

Lea más: El fiasco de la aviación soviética al inicio de la Segunda Guerra Mundial

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies