Rusia reafirma apego a la multipolaridad en el orden mundial actual

El ministro de Asuntos Exteriores Serguéi Lavrov ratificó hoy el apego de Rusia a una nueva arquitectura multipolar en el sistema de las relaciones internacionales y el rechazo al dominio hegemónico de un país.

Al esbozar las principales líneas de la política exterior ante el Parlamento, Lavrov llamó la atención a la concurrencia global por el futuro de la configuración del orden mundial, pero subrayó la notoria tendencia hacia la diversidad y el surgimiento de nuevos centros de influencia.

Ni un solo Estado puede hoy pretender a solucionar en solitario los problemas actuales, mientras las relaciones internacionales atraviesan un momento de inflexión en su desarrollo, reflexionó el ministro durante la exposición en la Duma estatal, en el segmento dedicado este miércoles al Gobierno.

Reiteró que contrario a los intentos de dominio global por un país la realidad objetiva refleja la diversidad del mundo contemporáneo, el policentrismo y el deseo natural de los pueblos a determinar su futuro.

Según Lavrov, Occidente con Estados Unidos a la cabeza quiere por todos los medios lograr la hegemonía global, en medio de una agudización de los conflictos regionales, incremento de la amenaza terrorista y la inestabilidad de la economía mundial.

Dijo el jefe de la diplomacia rusa que se trataba de cálculos ilusorios, pues se impone en estos tiempos una diplomacia colectiva sobre la base de una igualdad de derechos de los principales actores internacionales en interés de respuestas óptimas a los retos y amenazas de gran escala.

Se refirió el ministro a las maniobras occidentales por minar las posiciones de Moscú en los mercados de agentes energéticos y de armamentos, y al mismo tiempo presionar con campañas antirrusas y sanciones "con el fin de forzarnos a renunciar a los enfoques morales fundamentales inherentes al orden mundial", planteó.

Advirtió a renglón seguido que la nación euroasiática no tiene la intención de arrastrarse a una confrontación "impuesta" con Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea, tras alertar que esos juegos geopolíticos obstaculizan el mantenimiento de una paz duradera y generan situaciones de crisis, como el caso del golpe de Estado en Ucrania, en 2014.

En general Lavrov consideró que los conflictos en el espacio postsoviético pueden solucionarse exclusivamente por la vía diplomática y política.

Ratificó el canciller que Rusia promueve una agenda común con la Organización de Cooperación de Shanghai, el Grupo Brics, el G-20 y otros formatos multilaterales, en procura de un balance de la política mundial, en una definición de las prioridades de Moscú.

Lea más

Las claves del Foro Económico Internacional de San Petersburgo >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies