Número de fumadores cae en Rusia tras aprobación de ley antitabaco

La proporción de fumadores en Rusia ha caído desde el 41 al 31 por ciento de la población en tres años, desde la aprobación de una restrictiva ley antitabaco que prohíbe fumar en la mayoría de los lugares públicos, según un sondeo publicado hoy en el Día Mundial sin Tabaco.

Al mismo tiempo, más de una cuarta parte de los fumadores aseguran que en el último año han reducido el número de cigarrillos que consumen, mientras que son poco más de la mitad de todos los consumidores de tabaco los que se fuman una cajetilla o más al día.

Los habitantes de Moscú y San Petersburgo, las dos ciudades más pobladas del país, son de los pocos que fuman más desde hace dos años, según la encuesta del Centro de Investigaciones de la Opinión Pública ruso.

Cerca de 400.000 personas mueren todos los años a consecuencia del tabaquismo en Rusia, uno de los países europeos y de todo el mundo más afectados por este hábito.

Mañana se cumplen tres años desde la aprobación de la ley antitabaco rusa, la última en toda Europa, que en un primer momento prohibió fumar en prácticamente todos los lugares públicos, incluidos los lugares de trabajo, paradas públicas de transporte, aeropuertos y estaciones, centros sanitarios y educativos, e incluso los rellanos de escalera en los edificios de viviendas.

Un año más tarde, la prohibición se extendió a restaurantes, cafés, hoteles, tiendas, centros comerciales, trenes y barcos de largo recorrido.

Lea más: “Fumar es sano”: carteles de propaganda soviética

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies