La Tecnatom formará personal para nucleares rusas en terceros países

La empresa española Tecnatom, especializada en seguridad nuclear, formará al personal operativo de las centrales nucleares construidas por Rusia en terceros países tras firmar hoy en Moscú un convenio con Rusatom Service, filial de la corporación rusa Rosatom.

"Tenemos centros de formación a lo largo de todo el mundo. Rusatom está muy interesada en nuestras capacidades dentro de su programa de exportar tecnología nuclear a diferentes países donde no existe una gran cultura, como Jordania, Bangladesh o Vietnam", dijo a Efe el vicepresidente de Tecnatom, Juan Ortega.

El programa nuclear ruso, agregó, "tiene un gran interés en un socio que le ayude a desarrollar esta tecnología en el mercado externo".

Entre los primeros destinos para la empresa española están las centrales nucleares rusas en Finlandia, Turquía, Bangladesh y Egipto.

La compañía española reúne una gran experiencia en reactores rusos de tecnología VVER (reactor nuclear de agua presurizada), empleados en prácticamente todas las centrales construidas por este país.

Aunque la cooperación entre las dos empresas se centrará principalmente en la formación, Tecnatom tiene interés en proyectos conjuntos de "inspección, ingeniería, simulación y emergencias", subrayó Ortega.

Tecnatom (Técnicas Atómicas), creada a mediados del siglo pasado para dar formación al personal de las centrales nucleares españolas, es hoy un ejemplo de empresa española que exporta servicios a todo el mundo.

Ortega aprovechó la firma del convenio, en el marco de la Feria Internacional Atomxpo inaugurada hoy en Moscú, para defender la energía nuclear como una fuente limpia y con un gran futuro, pese a las dudas que despierta tanto en España como en muchos otros países occidentales.

"Las plantas nucleares españolas evitan la emisión de 50.000 millones de toneladas anuales de CO2 en la atmósfera, que equivale a las emisiones de todo el parque automovilístico español, por lo que podemos hablar de un rendimiento excelente", afirmó el empresario.

Esas centrales, pese a todos los debates, "son un gran activo que tiene el país y estamos seguros de que van a seguir operativas", añadió Ortega.

La vida útil de las plantas españolas "tendrá que ser extendida", apuntó, "para que convivan con las energías renovables, porque la clave es combinar" esas dos fuentes de energía baratas y limpias.

Lea más: Energía nuclear sin peligros: ¿utopía o realidad?

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies