Rusia desmiente la destrucción de sus helicópteros en Siria

 El Ministerio de Defensa ruso desmintió hoy que cuatro helicópteros Mi-24 suyos hayan sido destruidos la semana pasada en Siria en un ataque del grupo yahadista Estado Islámico (EI), como ha asegurado la agencia de inteligencia estadounidense Stratfor.

"Todos los helicópteros de combate desplegados en la República Árabe de Siria cumplen misiones para destruir terroristas. No hay ninguna baja entre el personal de la base aérea rusa", dijo a los periodistas el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Ígor Konáshenkov.

Lea más: El Ejército ruso se moderniza y muestra músculo

El general ruso calificó la información publicada en Estados Unidos de "propaganda del EI" y aseguró que los yihadistas "ya intentaron vender esa supuesta noticia hace diez días".

La agencia Stratfort, sin embargo, asegura haber reunido pruebas que demostrarían que el ataque contra la base aérea conocida como T4, ocurrido el pasado 17 de mayo y reivindicado por el EI, fue real.

"Las imágenes de satélite adquiridas por Stratfor en colaboración con Analysis AllSource verifican que la base aérea T4 fue fuertemente dañada por un ataque de artillería del Estado islámico. En particular, cuatro helicópteros de ataque rusos MI-24 parecen haber sido destruidos", apunta la agencia estadounidense.

Asimismo, Stratfor destaca que la parte noreste del aeropuerto, donde se concentra el uso de helicópteros, sufrió daños considerables, y además de esas naves, hubo veinte camiones que fueron alcanzados por el fuego de artillería.

El área donde se encuentra la base aérea es estratégica, ya que se encuentra en la provincia de Homs, que abarca parte del desierto sirio hacia la ciudad de Raqqa, capital del "califato" autoproclamado por el EI.

Según Stratfort, la base T4 alberga dos escuadrones de aviones de combate, uno de ellos compuesto por cazas Sukhoi Su-22 y el otro por los Su-20.

Lea más: Tor-M2U: el sistema de misiles que todo el mundo quiere comprar

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies