Rusia acusa a EEUU de violar tratado con despliegue de escudo en Rumanía

Rusia acusó hoy a Estados Unidos de violar el tratado de eliminación de misiles nucleares de medio y corto alcance (INF) con la puesta en funcionamiento del escudo antimisiles en Rumanía.

"Esta decisión es perniciosa y errónea, ya que puede romper el equilibrio estratégico", dijo Mijaíl Uliánov, director del departamento sobre No Proliferación y Control de Armamento de la Cancillería rusa, a la agencia Interfax.

Aseguró que el despliegue de elementos estratégicos en suelo rumano "repercute directamente" en la seguridad de Rusia, postura que Moscú mantiene desde que Washington anunciara sus planes de defensa antimisiles para Europa.

Uliánov recordó que las lanzaderas verticales de misiles Mark-41 fueron utilizadas en el pasado para lanzar misiles de medio alcance desde buques norteamericanos.

"Es decir, que no sólo son capaces de lanzar proyectiles antimisiles, sino también misiles de crucero. Desde nuestro punto de vista, esto es una violación del INF", precisó.

Rumanía pondrá en marcha mañana, miércoles, el escudo antimisiles en su territorio en la base de Deveselu, mientras Polonia lo hará el jueves, instalaciones equipadas con misiles interceptores contra cohetes balísticos (sistema AEGIS).

Aunque las autoridades norteamericanas insisten en que esas infraestructuras son defensivas y que su objetivo es proteger el continente de posibles ataques, el presidente ruso, Vladímir Putin, las considera una amenaza directa para la seguridad de su país.

Al respecto, un portavoz de la Embajada norteamericana en Moscú insistió hoy en que el escudo "no está dirigido contra Rusia y no minará el potencial estratégico de Rusia".

"Desde el punto de vista de la geografía y la física, es imposible derribar un misil intercontinental ruso desde Polonia o Rumanía. Rusia lo sabe", dijo.

Destacó que en esos dos países no será instalados misiles ofensivos, y que esas lanzaderas "no pueden ser utilizados con otros fines que no sea la defensa antimisiles".

Además, tachó de "irresponsable" e "inadmisible" las amenazas vertidas por Rusia contra los países que apoyen el escudo antimisiles norteamericano.

En respuesta a los planes de EEUU, Putin ha anunciado que Rusia reforzará su arsenal nuclear y, en particular, "los sistemas ofensivos capaces de superar cualquier escudo".

"Las referencias a la amenaza de los misiles iraníes y norcoreanos simplemente ocultan los auténticos planes y su auténtico objetivo que es neutralizar el potencial estratégico y nuclear de otros países", dijo Putin hace unos meses.

En su opinión, el principal objetivo del escudo es Rusia y su arsenal nuclear, que incluye la aviación estratégica, los misiles intercontinentales y los submarinos atómicos, tríada que permite a Moscú mantener la paridad estratégica con Estados Unidos.

De esa forma, agregó, EEUU "quiere lograr una decisiva superioridad militar con todas sus consecuencias".

Los planes militares de Estados Unidos y la expansión de la OTAN hacia sus fronteras, son las principales amenazas incluidas en la nueva doctrina militar aprobada en diciembre de 2014 por Putin.

En varias ocasiones, Rusia ha amenazado con denunciar el tratado INF, tachado de "anacrónico" por Putin, en respuesta a los planes de Estados Unidos de desplegar cerca de sus fronteras elementos antimisiles.

El INF condujo a la eliminación en 1991 de todos los misiles balísticos y de crucero de medio (1.000-5.000 kilómetros) y corto alcance (500-1.000 kilómetros) de ambas potencias rivales durante la Guerra Fría: la URSS y EEUU.

Lea más: Moscú acusa a Washington de violar la soberanía de Siria

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies